ORDEN. Con el plan las autoridades buscan proteger zonas sensibles en Gila Wilderness. | Foto de referencia de Pexels.
COMPARTE

El Servicio Forestal de Estados Unidos aprobó el jueves una propuesta para matar a las vacas salvajes en el área silvestre de Gila Wilderness, ubicado en el suroeste de Nuevo México.

Con este plan las autoridades buscan proteger zonas sensibles en Gila Wilderness ante la sequía en el Oeste y la presencia de ganado sin marcas o salvaje, pues se argumentó que dañan arroyos y ríos, de acuerdo con una reseña de la agencia AP publicada en ABCNews.

Lo más resaltante: Se calcula que unas 150 vacas salvajes están en el área silvestre, las cuales preocupan a grupos ambientalistas. Sin embargo, ganaderos se han mostrado en desacuerdo con matarlas porque consideran que se trata de crueldad animal, además de empeorar la situación cuando los cadáveres se dejen de pudrir.

  • Según el plan, matarán a las vacas desde un helicóptero. Una persona les disparará desde el aire a partir de la próxima semana.
  • Se acordó que desde el jueves y durante cuatro días un helicóptero vuele en busca de las vacas.
  • Además, una sección del área estará cerrada al público a partir del lunes.

Las voces del coro: Camille Howes, supervisora forestal, comentó en un comunicado que la decisión de matar a las vacas es difícil pero necesaria: “El ganado salvaje en Gila Wilderness ha sido agresivo con los visitantes del desierto, pasta durante todo el año y pisotea las orillas de los arroyos y manantiales, causando erosión y sedimentación”.

  • Grupos ganaderos explicaron que hay menos cercas para limitar el paso de las vacas y que los residentes que ayudaban a acorralar a las reses descarriadas se han mudado.
  • Una propuesta de la Junta de Ganadería de Nuevo México planteó que los vecinos reúnan y saquen a las vacas salvajes sin matarlas.
  • Pero el presidente del comité de vida silvestre, Tom Paterson, sostuvo que están sin tiempo ante la decisión del Servicio Forestal.
COMPARTE
últimas noticias