Los gasoductos Nord Stream 1 y 2 sufrieron cuatro explosiones separadas.
COMPARTE

Rusia dijo buscará que el Consejo de Seguridad de la ONU vote una propuesta para poner en marcha una investigación internacional sobre el sabotaje de los gasoductos Nord Stream 1 y 2 que tuvo lugar el pasado septiembre.  

La delegación rusa había hecho circular previamente un borrador de resolución con ese fin y este 7 de marzo reaccionó a la publicación en The New York Times de una información según la cual nuevos datos de inteligencia vistos por funcionarios estadounidenses apuntan a que la acción fue llevada a cabo por grupo pro Ucrania.

"Esto demuestra que hacemos lo correcto al presionar por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para lanzar una investigación internacional sobre el sabotaje de Nord Stream liderada por el secretario general de la ONU", dijo a través de Twitter el embajador adjunto ruso, Dmitry Polyanskiy.

En el momento del sabotaje, Moscú acusó a países "anglosajones" de estar detrás, aludiendo a la oposición al proyecto que durante años ha mantenido Washington -porque supuestamente genera dependencia europea del gas ruso-, mientras algunos países occidentales han apuntado en la dirección contraria. 

Los ataques contra los gasoductos, que no se encontraban en servicio, causaron dos fugas en cada uno de ellos, dos en la zona danesa y dos en la sueca, todas en aguas internacionales. Según los funcionarios estadounidenses citados por The New York Times, no hay pruebas de que el presidente Volodímir Zelenski o sus más cercanos colaboradores hayan estado involucrados en la operación.

Los puntos en rojo señalan los lugares de las voladuras de los gasoductos

Investigación colectiva de medios alemanes

También hoy se conoció una investigación conjunta de varios medios alemanes que afirma que las pesquisas de las autoridades del país sobre el ataque han hallado huellas que conducen a Ucrania. Los investigadores alemanes han logrado reconstruir cómo se realizó la voladura y han identificado una embarcación supuestamente empleada en la operación, alquilada por una empresa con sede en Polonia propiedad de dos ciudadanos ucranianos, de acuerdo con dichos medios, entre los que se encuentra la cadena pública ARD.

Según esta versión, la colocación de los explosivos fue realizada por un equipo de seis personas, compuesto por un capitán, dos buzos, dos asistentes de buceo y una doctora, cuyas nacionalidades no han sido esclarecidas, pues usaron pasaportes falsos para alquilar la embarcación.

Según fuentes de los servicios de seguridad de varios países europeos consultadas por dichos medios alemanes, poco después del atentado, en septiembre, un servicio secreto occidental ya informó a países aliados de que el responsable de la destrucción era "un comando ucraniano".

Más tarde aparecieron otros indicios en este sentido, aunque por el momento no hay pruebas sobre la autoría intelectual o sobre quién ordenó la destrucción de los gaseoductos, señaló la investigación de los medios alemanes.

jov (efe, ard)

COMPARTE
últimas noticias