GATO. Circulan contenidos sobre una niña británica que supuestamente ha pedido ser identificada como un gato. | Foto: Pexels.
COMPARTE

Si sólo tienes unos segundos, lee estas líneas sobre el niño que se identifica como gato:

  • Circulan contenidos sobre una niña británica que supuestamente ha pedido ser identificada como un gato y sobre un supuesto aumento de "niños ‘furry’" (fans de los animales fantasiosos con formas humanas).
  • Estos surgen a raíz de un audio sobre una supuesta discusión entre una profesora y un alumno sobre las diferencias entre sexo y género. La escuela británica desmintió estos hechos, pero el Gobierno de Reino Unido pidió que se investigue.
  • Algunos contenidos utilizan las mismas narrativas para desinformar sobre los ‘furries’ y sobre las personas transexuales, como que existe una relación entre ellos y los casos de pedofilia o que se trata de una discapacidad. Algo que no es cierto.

"Sara es una menor de 15 años que ya no quiere ser identificada como niña, sino como un gato", reportó un medio español sobre una niña británica que supuestamente ha pedido ser identificada como un gato. Otros contenidos hablan de un aumento de casos de “niños ‘furry’”, que tienen afinidad por animales fanatasiosos con formas humanas. Algunos contenidos comparan a las personas ‘furries’ con las transexuales y utilizan algunas narrativas para desinformar sobre ambos colectivos, como que existe una relación entre ellos y los casos de pedofilia o que se trata de una discapacidad o una patología. Algo que no es cierto.

Los textos que circulan sobre la menor de 15 años hacen referencia a la grabación de una supuesta discusión en un colegio sobre la diferencia entre sexo y género entre una profesora y un alumno en la escuela Rye College, ubicada en East Sussex (Reino Unido), a raíz de que una compañera quisiera ser identificada como un gato,algo que Factchequeado no ha podido verificar de forma independiente. La escuela inglesa en la que supuestamente ocurrió el hecho, lo desmintió. Sin embargo, el Gobierno de Reino Unido pidió que se investigue.

Se viralizó una supuesta discusión entre una profesora y un alumno sobre cómo se define una de sus compañeras

En el audio, compartido en un tuit con 2.6 millones de visualizaciones, se oye a un alumno calificar de "enfermedad" la idea de que otro alumno se identifique "como una vaca". "Están locos", se escucha decir al alumno. En ningún momento del audio en sus distintas versiones se escucha la palabra "gato".

La profesora responde que lo que está haciendo es "cuestionar su identidad [de género]". "¿De dónde has sacado esa idea de que sólo hay 2 géneros?", dice la docente, para después explicar la diferencia entre sexo y género, algo que se discute con el resto de la clase. En el audio se oye a la profesora indicar al alumno que esa opinión era "despreciable" y le indica que si no le gustaba se tendría que ir a otro colegio

El colegio en el que supuestamente ocurrieron los hechos lo desmintió

La escuela Rye College envió un comunicado al portal británico especializado en educación Schools Week en el que aclaró que "ningún niño [de la escuela] se identifica como un gato o cualquier otro animal". Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, preguntó por estos hechos a la escuela Rye College de East Sussex y hasta el momento de la publicación de este artículo no ha recibido respuesta.

Schools Week indica que, una vez que se viralizó el audio en redes sociales y medios de comunicación, el Departamento de Educación envió al colegio a la directora regional para el área Sureste de Reino Unido, Dama Kate Dethridge, para inspeccionar lo ocurrido. Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, consultó sobre esta inspección a Dama Kate Dethridge, pero hasta el momento de la publicación de este artículo no ha recibido respuesta.

El Gobierno de Reino Unido pidió que se inspeccione lo sucedido en la escuela de East Sussex

La ministra británica de Igualdad y Mujeres, Kemi Badenoch, envió el 22 de junio de 2023 una carta a la directora de OFSTED (la Oficina de Estándares en Educación, Servicios para la Infancia y Habilidades, por sus siglas en inglés), para solicitar una inspección de los hechos que supuestamente tuvieron lugar en la escuela Rye College de East Sussex. 

El documento recoge que la "grabación ampliamente difundida de una maestra actuando de manera inapropiada con respecto a las creencias de sus alumnos sobre el sexo, el género y un compañero que afirmaba identificarse como un gato", en su opinión, "plantea cuestiones sobre la salvaguardia en la escuela".

"Al enseñar aparentemente creencias políticas cuestionadas como un hecho, incluido que hay 'muchos géneros' o que 'el género no está vinculado a las partes [genitales] con las que uno nace', creencias que son políticamente controvertidas y no tienen base científica, la maestra incumplió los requisitos de imparcialidad política establecidos en [...] la Ley [británica] de Educación de 1996", agrega.

Según recoge The Telegraph, un portavoz del primer ministro de Reino Unido, Rishi Sunak, declaró que no se debe enseñar a los niños "opiniones controvertidas como si fueran hechos", y que no deben dejarse influenciar por las "opiniones personales" de los profesores cuando discutan cuestiones de transexualidad. "Es importante que los padres y cuidadores estén seguros de que los niños no se ven influidos por las opiniones personales de quienes les enseñan". 

The Telegragh recoge también que está previsto que el Gobierno conservador de Reino Unido publique una guía educativa sobre cómo responder en el caso de que un alumno se identifique como transexual antes de que acabe el curso.

No es lo mismo ser ‘furry’ y ser trans

Algunos contenidos comparan a las personas ‘furries’ con las transexuales. Pero, en realidad, son conceptos diferentes. Una persona transexual es aquella para la que el sexo asignado en su nacimiento no coincide con el género con el que se identifica.

Una persona ‘furry’, en cambio, es aquella interesada en animales antropomorfizados. Es decir, animales con características humanas, como la capacidad de hablar o caminar sobre sus patas traseras.

Courtney "Nuka" Plante, psicóloga social de la Universidad de Waterloo y miembro del equipo del Proyecto de Investigación Antropomórfica (IARP), compara a los ‘furries’ con otros grupos de fans, como los entusiastas de los cómics o Trekkers (los fans de Star Trek). Según explica a Vox, el término tiene sus orígenes en el fandom de la ciencia ficción. "Si te gustan los cómics con personajes que son como animales o las obras de arte con humanos con rasgos animales, se considerarían formas de arte ‘furry’", afirma.

Sí es cierto que en el fandom ‘furry’ hay  una "fuerte presencia de ‘furries’ LGBTQ+", según cuenta a PinkNews Sharon E. Roberts, cofundadora del IARP. “Dependiendo del estudio, generalmente encontramos que al menos el 70% del fandom se identifica como LGBTQ+, y algunos de nuestros últimos estudios indican que alrededor del 25% del fandom se identifica como género diverso”, afirma.

Algunas narrativas que se utilizan para desinformar sobre las personas ‘furry’ también se utilizan con el colectivo trans

En los últimos años se han difundido algunas desinformaciones sobre el fandom ‘furry’. Bruce Bostelman, un legislador del estado de Nebraska, se disculpó en 2022 después de difundir públicamente un rumor falsode que las escuelas estaban colocando cajas de arena en los baños de las escuelas para los niños que se identifican a sí mismos como gatos. Horas después de sus comentarios, Bostelman se retractó y reconoció que la historia no era cierta, como recoge la agencia AP.

Circulan algunos contenidos en redes sociales que comparan ser ‘furry’ con ser trans. Además, hay quienes vinculan erróneamente a los ‘furries’ con la pedofilia, cuando en realidad no hay ninguna evidencia científica al respecto. 

Esta es también una narrativa falsa que suele utilizarse con las personas trans. En Factchequeado ya te hemos explicado por qué no hay evidencias de que exista una relación entre personas trans y casos de pedofilia ni de que las personas transgénero tengan más probabilidades de cometer abusos sexuales (ni a menores ni a personas de otra edad).

Este no es el único discurso de odio al que se enfrentan ambos colectivos. “‘Furry’ + trans ¿Qué otras discapacidades mentales tienes?”, indica un contenido que tiene 140 visualizaciones en Twitter. En realidad, el hecho de ser una persona furry o trans no constituye, en sí mismo, una discapacidad mental ni una condición patológica

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no incluye la transexualidad en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) más que como una condición relacionada con la salud sexual desde junio de 2018. La palabra “furry” no se incluye en esta lista.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp

Leer más:

https://factchequeado.com/verificaciones/20230616/narrativas-desinformar-personas-transgenero/

Por qué es aconsejable protegerse del sol independientemente de tu color de piel y aunque haya pasado el verano

Qué sabemos sobre la nueva recomendación del grupo de servicios preventivos de Estados Unidos de adelantar las mamografías a los 40 años

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación