Los choneros Fito
Presos en Cárcel Regional de Guayaquil piden el retorno de Aldolfo Macías "Fito" (líder de la banda criminal "Los Choneros"). Imagen por EFE/Jonathan Miranda.
COMPARTE

José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, es el jefe del grupo criminal Los Choneros, el más grande de Ecuador y que tomó su mandó el 28 de diciembre de 2020, tras el asesinato de quien fuera su capo durante 13 años. 

Ecuador ha decretado el estado de excepción en el país tras el asesinato este miércoles del candidato presidencial ecuatoriano por el Movimiento Construye, Fernando Villavicencio. El político recibió tres disparos en la cabeza durante un mitin en Quito, la capital del país, que se enmarcaba en la campaña de las próximas elecciones del 20 de agosto. 

El asesinato de Villavicencio evidenció el alcance del entramado criminal que asfixia al país andino y que hace ya meses derivó en la peor crisis de seguridad de su historia reciente. Detrás del atentado hay una tormenta perfecta de violencia y narcotráfico, a la que se suma la incapacidad de las autoridades para hacerle frente. En este panorama se entremezclan grupos armados de Ecuador, las garras de los carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación y, como sucedió en el ataque a Villavicencio, sicarios colombianos. 

Tras la detención de los sospechosos acusados del crimen, fuentes de la investigación explicaron al medio español El País que dos de ellos habían seguido ese día al candidato, quien tras un acto público en Guayaquil viajó a Quito para seguir con las actividades de campaña. Los sospechosos fueron grabados por las cámaras de seguridad de algunos locales comerciales ubicados cerca de la escena del crimen, en pleno centro financiero de Quito, pero no fueron detectados por los escoltas del político. 

El candidato era conocido por sus profundas denuncias hacia las mafias y el narcotráfico y una de sus promesas era la lucha contra las “estructuras criminales”. Villavicencio ya había declarado no tener miedo a estas amenazas. “Que vengan los sicarios, aquí estoy yo”, había señalado tan solo un día antes del asesinato.  

El político, de 59 años y periodista de profesión en el pasado, había denunciado las amenazas de un criminal conocido como Fito, cabecilla de la banda de narcotraficantes Los Choneros, especialmente activa en la costa y al servicio del cártel mexicano de Sinaloa. cartel

“Un dirigente de Manabí (Provincia de Ecuador) recibió la visita de varios emisarios de alias ‘Fito’ para decirle que, si yo sigo mencionando su nombre y el de Los Choneros, me van a quebrar. Mi decisión fue continuar con la campaña electoral y ayer ocurrió otra amenaza, dos amenazas, de un teléfono cuyo código está domiciliado en Indonesia y que tiene en el perfil la foto de ‘Fito’”, había advertido el candidato en Quito. 

José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, tomó su mandó el 28 de diciembre de 2020, tras el asesinato de quien fuera su capo durante 13 años: Jorge Luis Zambrano González, alias JL’.  Es una banda criminal de la ciudad de Chone, en la provincia de Manabí, y mantiene nexos con el Cártel de Sinaloa, desde los años 90, cuando los ecuatorianos tomaron control de la provincia, unas playas remotas donde se hacía propicio el tráfico de drogas. 

Por orden del presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, el presunto responsable del magnicidio fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad de La Roca, en Guayaquil, “por la seguridad de los ciudadanos y de los detenidos”. Alrededor de 3.600 policías y militares participaron en la operación la madrugada de este sábado. 

Macías nació el 18 de noviembre de 1979 en la ciudad de Manta. Su primera detención ocurrió en el año 2000 tras un delito de robo y casi una década más tarde, en 2011, volvió a ser detenido por narcotráfico y delincuencia organizada. Fue sentenciado a 34 años de prisión. 

Macías y Zambrano fueron parte de la fuga masiva de la cárcel de La Roca, en Guayaquil, en 2013, y fueron recapturados dos meses después. Durante su permanencia en la prisión, Macías logró graduarse como abogado. Además, tiene un diplomado en Derecho Penal. Fuentes policiales aseguran que alias Fito y Los Choneros controlan los pabellones 3, 5, 10 y 12 de la peligrosa Penitenciaría del Litoral. Esta organización se disputa el territorio por tráfico ilícito de drogas con otras bandas, como Los Lobos y Los Tiguerones.  

Desde que está detenido, los dos hijos de Fito han sufrido atentados. El 17 noviembre de 2021, Michelle Macías, de 19 años, fue secuestrada en Manta, cuando salía de un centro estético. La Unase (Unidad Anti Secuestros y Extorsión) la encontró cuatro días después. En diciembre de 2022, su hijo Adolfo sufrió un atentado con disparos y explosivos en su casa en Manta, que lo dejó en estado crítico durante varios días. Después de esto, Adolfo Macías tuvo que ser sometido a una cirugía plástica en el rostro para retirarle las esquirlas. 

Noticias relacionadas:

FBI llegará a Ecuador para investigar el asesinato de Fernando Villavicencio

Fernando Villavicencio y otros candidatos presidenciales asesinados en las últimas décadas en Latinoamérica

Grupo ‘Los Lobos’ desmiente haber asesinado a Fernando Villavicencio

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación