Luces de auto de policía
Imagen referencial iStock.

El Departamento de Policía Metropolitana de Nashville reasignó temporalmente a siete de sus agentes a “tareas administrativas”, tras la distribución no autorizada en Internet de textos supuestamente escritos por un tirador escolar. Esta medida forma parte de una investigación en curso sobre la divulgación no autorizada de estos documentos sensibles.

Los siete agentes reasignados, todos ellos con plenos poderes policiales, fueron trasladados temporalmente para proteger la integridad de la investigación en curso, según confirmó un portavoz del departamento.

Este traslado es una medida de precaución y no un castigo, subrayó el portavoz. En consideración al personal implicado, sus identidades se mantienen confidenciales.

A principios de esta semana, un presentador de podcasts conservador y un presentador de YouTube difundieron tres imágenes en las que supuestamente aparecían los escritos de Audrey Hale, la tiradora de 28 años de edad de la escuela Covenant en marzo.

Estos documentos parecían indicar planes para un tiroteo en una escuela en una fecha concreta, sin embargo, la autenticidad de ello está bajo investigación, detalló NBC News el jueves 9 de noviembre.

El 27 de marzo, Hale, antigua alumna de la escuela cristiana privada, sembró el caos y causó la muerte de tres niños y tres adultos antes de ser abatida mortalmente por la policía.

Investigan el origen de los escritos filtrados

El alcalde de Nashville, Freddie O’Connell, pidió una investigación exhaustiva sobre el origen de las imágenes filtradas a principios de esta semana, informó Washington Times. Asignó al director jurídico de Metro Nashville, Wally Dietz, la tarea de indagar cómo unos documentos tan delicados consiguieron entrar en la esfera pública.

“Estoy profundamente preocupado por la seguridad, la protección y el bienestar de las familias y todos los habitantes de Nashville que están de luto”, expresó el alcalde.

Mientras tanto, los padres de los alumnos de la escuela Covenant que estaban presentes durante el tiroteo tomaron medidas legales para detener la publicación de los escritos. Un representante de los padres denunció a la persona que hizo públicos los documentos como una “víbora”, acusándola de explotar su momento más vulnerable.

Brent Leatherwood, un portavoz cuyos tres hijos sobrevivieron al tiroteo, expresó su conmoción diciendo: “Ahora han permitido que [el tirador], que aterrorizó a nuestra familia con balas, nos aterrorice aún más con palabras de ultratumba”.

David Raybin, representante legal de los padres de Hale, se abstuvo de comentar las imágenes filtradas debido a los casos legales en curso. Mencionó que nunca habían visto ningún manifiesto, por lo que no podían confirmar la autenticidad de los documentos.

Te podría interesar leer:

Detenidos 18 estudiantes de la Universidad de Brown que marchaban por el conflicto en Gaza

últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación