VIH Medicare
Según el plan de la administración Biden, Medicare cubriría el costo total de los medicamentos de profilaxis previa a la exposición, que previenen la transmisión del VIH. | Foto: Molly Adams / Flickr
COMPARTE

La propuesta de una nueva norma federal tiene como objetivo proteger a estadounidenses mayores de contraer el VIH ofreciendo medicamentos preventivos gratuitos, el más reciente esfuerzo para alcanzar a gran parte de Europa y África en la lucha contra la propagación del virus.

Según el plan de la administración Biden, Medicare cubriría el costo total de los medicamentos de profilaxis previa a la exposición, que previenen la transmisión del VIH. Los medicamentos, conocidos como “PrEP”, serían gratuitos en forma de píldoras y, por primera vez, como inyectables de acción prolongada a través del programa de seguro gubernamental para personas de 65 años en adelante. 

Las personas de 50 años o más representan la mitad de los que ya viven con VIH en el país.

El cambio de política propuesto representa un gran giro porque significa que incluso las nuevas versiones inyectables de acción prolongada de los medicamentos PrEP, que pueden costar más de $20.000 al año en Estados Unidos, estarían completamente cubiertas, sin necesidad de que los pacientes aporten copagos. 

Sin embargo, todavía no está claro qué significaría el plan para los contribuyentes, ya sea en el pago de los medicamentos o en la compensación de los costos de atender a menos pacientes de Medicare con VIH en el futuro.

Prep Medicare VIH
Aunque Estados Unidos fue el primer país en aprobar la PrEP, en 2012, ahora está a la zaga del resto del mundo en acceso equitativo. | Foto: Tony Webster/ Flickr

Se esperaba que el nuevo plan tuviera luz verde el 10 de octubre, pero los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) anunciaron que todavía estaban trabajando en los detalles de cómo hacer la transición de la cobertura para los pacientes que ya toman los medicamentos.

Estados Unidos está décadas por detrás de las naciones de Europa y África que están en camino de poner fin a las nuevas infecciones por VIH para 2030. 

Pero si bien la propuesta debería reducir las infecciones entre los estadounidenses de mayor edad, pone de relieve las desigualdades que persisten: muchas personas menores de 65 años todavía tendrán dificultades para pagar por PrEP. 

Al mismo tiempo, los líderes republicanos del Congreso han amenazado con recortar los fondos para un esfuerzo federal de prevención del VIH liderado por la administración Trump y cuyo objetivo es ayudar a todos los que están en riesgo.

“Hemos hecho un muy pobre trabajo en Estados Unidos por asegurar que las personas que más podrían beneficiarse de la PrEP tengan acceso”, dijo Justin Smith, quien dirige la Campaign to End AIDS para los Positive Impact Health Centers en el área de Atlanta.

Aunque la PrEP ha sido adoptada por estadounidenses homosexuales y trans, se receta con menos frecuencia a heterosexuales mayores de 50 años o a mujeres de cualquier edad. 

En los primeros tres meses de este año, sólo el 8% de las más de 300 mil personas que recibieron PrEP en Estados Unidos fueron mujeres, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). 

La brecha racial también es grande: mientras que el 66% de los blancos no hispanos elegibles para PrEP obtuvieron recetas en ese período, solo el 8% de los negros no hispanos elegibles y el 17% de los hispanos elegibles las obtuvieron.

Ampliar el acceso para hombres de color homosexuales y bisexuales, así como para mujeres de color heterosexuales y cisgénero, —en particular las mujeres negras, que representan la mayoría de las mujeres con VIH en el país así como la mayoría de las nuevas infecciones entre las mujeres— es fundamental para que la nación esté al mismo nivel que el resto del mundo, dijo Smith.

Leisha McKinley-Beach, consultora nacional sobre VIH y directora ejecutiva de la Black Public Health Academy, que entrena a los empleados negros del departamento de salud para puestos de liderazgo, señaló que la propuesta de Medicare para cubrir el costo de la PrEP inyectable podría ayudar a muchas mujeres: una inyección cada dos meses puede ser más fácil de manejar que una pastilla diaria.

Pero es sólo un comienzo. McKinley-Beach y otros están presionando a favor de un plan nacional de PrEP que aprovecharía el impulso de la reciente propuesta de Medicare para ampliar el acceso gratuito a otros grupos de edad, de forma muy parecida a lo que ocurre con las vacunas contra covid-19. 

McKinley-Beach también quiere que el gobierno de Estados Unidos amplíe el mensaje de que cualquiera puede contraer el VIH, aliente a las compañías farmacéuticas a hacer más publicidad en televisión dirigida a las mujeres de color, y financie actividades de divulgación para disipar la desconfianza médica en las comunidades de color.

“Los hombres blancos homosexuales han tenido una narrativa de dignidad y respeto con respecto al tratamiento del VIH, y nunca quisiera cambiar esa narrativa”, dijo. “Pero es necesario ampliar el mensaje. Cuarenta y dos años después del comienzo de la epidemia del VIH, el modelo actual de prevención es perjudicial para las mujeres negras que podrían beneficiarse de la PrEP”.

Aunque Estados Unidos fue el primer país en aprobar la PrEP, en 2012, ahora está a la zaga del resto del mundo en acceso equitativo. 

Esto se debe principalmente al costo de las pruebas de laboratorio y las visitas médicas. Si bien en Estados Unidos el costo del genérico de Truvada, una forma oral de PrEP, puede ser tan bajo como alrededor de $30 por mes, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Virginia reveló que el costo de comenzar con la PrEP suele ser de alrededor de $2 mil 670 para pacientes sin seguro, incluyendo alrededor de $1 mil para pruebas de laboratorio y visitas médicas. 

La nueva propuesta de Medicare cubriría hasta siete visitas de asesoramiento cada 12 meses para la evaluación y reducción del riesgo de VIH.

Mientras tanto, las píldoras PrEP son gratuitas en el Reino Unido y en los países de la Unión Europea, incluidos Francia, Alemania, Suecia y Dinamarca. Estas naciones aún no cubren las inyecciones más caras, aunque el Reino Unido está liderando una pequeña prueba de PrEP inyectable en personas que no pueden tomarla en forma de tabletas.

Estados Unidos también está a la zaga de Europa occidental y de algunas naciones de África en el tratamiento y la prevención general del VIH. 

Por ejemplo, solo el 57% de los estadounidenses VIH positivos han logrado la supresión viral, según el sitio web del gobierno estadounidense HIV.gov, lo que significa que toman medicamentos regularmente por lo que no transmiten el virus. Eso hace que la PrEP, que es para personas que no tienen el virus, sea aún más importante para que los estadounidenses sigan siendo negativos, según los expertos en VIH.

En África, por el contrario, Botswana, Eswatini (anteriormente Suazilandia), Ruanda, Tanzania y Zimbabwe ya han alcanzado los objetivos “95-95-95” de las Naciones Unidas fijados para 2025: el 95% de las personas con VIH conocen su estatus. El 95% de las personas a las que se les diagnostica una infección por VIH reciben terapia antirretroviral consistente; y el 95% de los que reciben terapia antirretroviral han logrado la supresión viral (cuando el virus es indetectable la sangre), según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En el Reino Unido, el 98% de las personas VIH positivas han alcanzado el estado “indetectable” gracias a los medicamentos antirretrovirales gratuitos y al tratamiento disponible a través del programa de atención sanitaria universal del país, el Servicio Nacional de Salud (NHS). 

Además, casi cualquier persona en el Reino Unido que sea VIH negativa y quiera tomar PrEP puede obtenerla sin costo alguno. La nación dice que ahora está en camino de reducir las nuevas infecciones por VIH en un 80% para 2025.

El Reino Unido cambió su enfoque de PrEP después de 2015, cuando Greg Owen fundó “iwantprepnow.co.uk”, un sitio de internet que inició un movimiento de PrEP al ayudar a las personas en el Reino Unido y Europa a autoabastecerse de formas genéricas de bajo precio de Truvada, el primer medicamento. aprobado como PrEP, en farmacias de India y Hong Kong.

“Se volvió más asequible”, dijo Owen, ahora líder de PrEP en una de las principales organizaciones benéficas de salud sexual y VIH del Reino Unido, Terrence Higgins Trust. “Pronto la gente lo exigió de forma gratuita en el NHS”.

Smith dijo que, en Estados Unidos, la falta de un programa nacional de PrEP que hiciera que los medicamentos y los análisis de sangre asociados fueran gratuitos, y un clima político acalorado en torno a la atención médica, han obstaculizado la divulgación del VIH.

“En las zonas rurales del sur, especialmente en lugares como Georgia o Tennessee, ha habido una abierta hostilidad hacia la aceptación de dinero de los CDC y la ampliación de Medicaid para tratar y prevenir el VIH”, expresó Smith. “La gente piensa que es sólo política, pero esto está teniendo un impacto en la salud pública, en la vida de las personas”.

El sentimiento anti-queer en muchos sectores también crea un ambiente de hostilidad en torno a la salud sexual en general, dijo Richard Elion, director de investigación clínica del Washington Health Institute y profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington. “Hay un efecto paralizante para todos, no sólo para los estadounidenses queer”, dijo.

Elion dijo que la vergüenza que rodea al sexo y el sentimiento de vulnerabilidad que algunas personas sienten al tomar cualquier medicamento también pueden reducir el consumo de PrEP entre los estadounidenses mayores. “Tomar PrEP es realmente muy empoderante, y ese debe ser el mensaje”, dijo.

Esta historia fue producida por KFF Health News, una redacción nacional enfocada en el tratamiento en profundidad de temas de salud, que es uno de los principales programas de KFF, la fuente independiente de investigación de políticas de salud, encuestas y periodismo.

Lee también:
Estados promueven leyes duras contra el uso de sustancias tóxicas en cosméticos
No hay pruebas de que la vacuna contra el COVID-19 cause caída del cabello

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación