Salvadoreño confiesa que mató a expareja, según la Fiscalía

por | Ene 27, 2020

Carlos Gilberto Tobías Colindres, acusado de feminicidio de su pareja, deberá seguir en prisión, según la resolución del juez Tercero de Paz de Ciudad Delgado mientras el proceso judicial en su contra sigue a una fase superior o instrucción en el Juzgado Especializado para una Vida Libre de Violencia y Discriminación contra la Mujer.

Fiscalía afirmó que Tobías Colindres, quien fue capturado horas después del crimen en Soyapango, confesó a las autoridades haber asesinado a su pareja.

El fiscal del caso manifestó que se descartó que el imputado haya matado a Saira Abigaíl Ayala Torres mientras se encontraba en estado de ebriedad o drogadicción.

“Hemos establecido que existía una relación de pareja de hecho (informal) y han procreado a un hijo (que tiene seis años) y las motivaciones de este hecho fue que días antes la víctima descubrió una relación sexual amorosa (paralela)”, explicó el fiscal.

Agregó que desde esa fecha ocurrieron discusiones acaloradas que los llevaron a fuertes peleas, las que el miércoles terminaron con la vida de Saira Abigaíl, algo que Fiscalía dice haber corroborado con declaraciones de familiares y vecinos. El miércoles anterior, la abuela declaró haber encontrado a un niño de seis años sobre el pecho de su madre, quien lloraba porque su madre no se movía ni le contestaba y fue cuando descubrieron que Saira Abigaíl estaba muerta.

El fiscal del caso afirmó que el imputado fue ubicado a través del rastreo de antenas y luego detenido en una plaza adyacente a la carretera de Oro en Soyapango y al ser interrogado por el hecho, no reparó en afirmar que él, había asesinado a su pareja con quien convivía desde hacía ocho años, al tiempo que se arrepintió aunque “no mostró empatía (afecto) hacia ella”.


Ayer en la audiencia inicial y en el uso de su “última palabra”, Carlos Gilberto volvió a afirmar que fue él quien le quitó la vida a la madre de su hijo de seis años.

Fiscalía dijo haber reunido abundantes evidencias de tipo testimonial, pericial, documental, digital y tecnológica para ubicar al acusado en la escena del crimen. A la fecha, las autoridades no han verificado que el acusado sea miembro de pandillas; tiene tatuajes pero decorativos (alusivos a música y arte).

“Todas las pruebas presentadas por la Fiscalía fueron aceptadas por el Tribunal y resolvió que existían los suficientes indicios de que él mató a la joven Saraí Abigaíl Ayala y mantuvo el delito de feminicidio agravado, por el cual había sido procesado”, subrayó el fiscal.

Entre las pruebas pendientes de procesar está el análisis de ADN a los restos humanos que le fueron encontrados al imputado en el momento de su detención. En un inicio, el imputado sería defendido por un abogado público pero fue sustituido por un privado, quien no quiso dar declaraciones a los periodistas.

.

“Yo por lo menos hubiera pedido al juez que se practicara peritaje forense para determinar su condición psicosocial porque me parece que sufre algún problema mental”, dijo un abogado consultado.


Twitter

Salvadoreño confiesa que mató a expareja, según la Fiscalía

Con información de El Salvador


MÁS LEÍDAS