Disturbios e incidentes marcan el velorio de Diego Maradona

por | Nov 26, 2020

La tarde de este jueves, incidentes violentos y disturbios marcaron el velorio abierto del ex futbolista argentino Diego Armando Maradona, evento celebrado en la Casa Rosada y que terminó con autoridades retirando féretro del astro mientras miles de personas esperaban por ingresar a darle su adiós.

Desde inicio de la fecha, un enorme grupo de personas se agrupó en los alrededores del palacio de gobierno con la intención de despedir al Pelusa, quien murió este miércoles por un paro cardiorrespiratorio a los 60 años de edad.

La fila se hacía cada vez más grande, mientras la tensión crecía.

Después del mediodía, la cantidad de personas a la espera de despedir a Maradona daba a entender que muchos se quedarían sin ingresar a la Casa Rosada; sin embargo, las autoridades decidieron extender por una hora más la despedida al ex futbolista.

No obstante, la violencia fue ganando terreno gradualmente.

La desesperación se adueñó de algunas personas al saber que no verían a su ídolo. Algunos forcejearon con la policía para ingresar de manera violenta al sitio. La respuesta fue el uso de gas pimienta, en enfrentamientos que incluso se hicieron sentir dentro del palacio presidencial.


Aunque restaban un par de horas para despedir a Maradona, la familia pidió retirarlo del sitio.

Cerca de la Casa Rosada, varios de los presentes increparon a los cuerpos de seguridad lanzando botellas y piedras. Frente a ellos, balas de goma y agua se presentaban como la respuesta de los uniformados.

En medio de la situación, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, salió al balcón de la Casa Rosada para pedir calma; sin embargo, su esfuerzo no rindió frutos.

Mientras Maradona era retirado del sitio, TNT Sports informó que un documento desconocido por su familia indicaba que el ex futbolista exigía ser embalsamado al morir y exhibido.

Hasta el momento se desconoce si se hará un cortejo fúnebre para que aquellos que no lograron despedirle le brinden sus respetos al ídolo de todo un país.

Maradona murió en su residencia en el barrio San Andrés en Tigre, ciudad ubicada en la Provincia de Buenos Aires, al norte de la capital argentina.


La noticia causó conmoción en Argentina, donde el presidente Alberto Fernández decretó tres días de luto nacional.

El fiscal general, junto con un equipo de psicólogos, se dirigió a la residencia en Tigre. La Fiscalía de San Isidro designó a cuatro fiscales para investigar el deceso, dada la prominencia de Maradona.


MÁS LEÍDAS