Congelados pero no olvidados, los préstamos estudiantiles en EE.UU. se empezarán a cobrar nuevamente

por | Jun 7, 2021

Muchos estiman que el crecimiento de la deuda estudiantil en Estados Unidos ha llegado a niveles insostenibles. Fuente: EducationData.org.

(c) 2021, Bloomberg ·Alexandre Tanzi

Para millones de estadounidenses hay un aspecto incómodo sobre el regreso a la normalidad después de la pandemia: tendrán que empezar a pagar nuevamente sus préstamos estudiantiles.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

Más de 40 millones de deudores de préstamos federales tienen que empezar a pagar sus cuotas de nuevo a partir del 1 de octubre, cuando la moratoria de los pagos que se hiciera como parte de las medidas de socorro por el covid-19 llegue a su final. Esta medida cubría pagos valorados en alrededor de $7 mil millones al mes, estimó el Federal Reserve Bank de Nueva York.  Su reanudación empezará a consumir una buena parte de los presupuestos de los hogares, potencialmente rezagando la recuperación del consumo.

Los estadounidenses ahora deben alrededor de $1,7tn (millones de millones de dólares) de deuda estudiantil, más del doble del tamaño de sus deudas por tarjeta de crédito. Los políticos reconocen que no es sostenible. Sin embargo, a pesar de todo lo que se habló durante la campaña electoral del año pasado sobre la condonación de esas deudas – incluyendo la promesa del presidente Joe Biden de rebajar al menos $10.000 por deudor – no ha habido ningún progreso en términos de reducir el apilamiento.

Los recién graduados de pre-grado o postgrado, cuando los ingresos son más bajos que de costumbre, generalmente tienen especial dificultad para cubrir sus pagos. Puesto que la economía de EE.UU. aún tiene un déficit de 7,6 millones de empleos con respecto a los niveles pre-pandemia, es probable que muchos más de ellos estén ahora desempleados. Pero el problema de las deudas estudiantiles afecta profundamente a prácticamente todos los grupos demográficos. Según muestran los estudios, los deudores afroamericanos son los que tienen la mayor probabilidad de enfrentar dificultades para pagar. Los retirados y los recién graduados también están endeudados.

Antes de la pandemia, era claro que los estadounidenses estaban teniendo dificultades para honrar sus obligaciones por préstamos estudiantiles. Los préstamos en seria morosidad (más de 90 días de retraso) excedían los $135 mil millones antes del congelamiento – una tasa más alta que en la mayoría de los tipos de deuda.  La Fed de Nueva York advirtió que el número real de préstamos que van por mal camino es probablemente el doble de lo que se calcula, ya que muchos deudores aún no han llegado al punto en el que deben empezar a realizar sus pagos.


Lo que ha hecho aún más apretada la situación es que los títulos universitarios – que ahora son mucho más comunes – han resultado ser activos con un retorno descendiente en términos de las ganancias ampliadas, de acuerdo con un estudio realizado por la Reserva Federal de St. Louis. “Para generaciones recientes y para estudiantes no-blancos, los dividendos son de alguna manera menores al promedio”, escribieron los analistas William Emmons, Ana Hernández Kent y Lowell Ricketts. “La sabiduría convencional sobre la universidad no es tan cierta como antes”. La percepción de que los títulos han sido mal vendidos es una de las bases para los llamados a que se condonen las deudas.  Muchos demócratas como la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren y la representante de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez han pedido deducciones de $50.000 o más por deudor. Líderes locales están presionando a la administración Biden para que tome cartas en el asunto.

Incluso algunos republicanos se han unido. Wayne Johnson, el primer director de asistencia estudiantil de la administración Trump, dijo que el sistema de préstamos estudiantiles está fundamentalmente dañado. Él propuso no sólo una reducción de la deuda en $50.000 sino también sumas similares de créditos fiscales para aquellas personas que ya hayan pagado sus estudios universitarios.

Biden se ha resistido a los llamados de su propio partido para condonar la deuda vía orden ejecutiva. A principios de abril, le solicitó al secretario de educación, Miguel Cardona, que preparara un memo sobre la autoridad legal del presidente para cancelar la deuda.

La administración ha dicho que va a revisar los programas existentes diseñados para reducir el peso de la deuda estudiantil, incluyendo aquellos conocidos como planes de repago basados en ingresos, que atan las cuotas mensuales de cada deudor a lo que percibe.

Chelsea Barnes-Walker, quien actualmente vive en Knoxville, Tennessee, dice que ella se registró en uno de esos planes para evitar rezagarse con los pagos.

Para Barnes-Walker la educación universitaria fue un camino serpenteante que vio a esta mujer de 31 años estudiar en seis universidades distintas. Gastos financieros asociados con el fallecimiento de su madre poco después de haberse graduado le hicieron imposible mantenerse al día con sus cuotas de $400 al mes por 10 años. Ella pudo reducir esa cifra a $200 al mes bajo un plan basado-en-ingresos – pero ahora estará pagando por 25 años.


La venidera generación de estudiantes debería pensar seriamente sobre su balance presupuestario, dice ella: “muchos jóvenes son presionados a decidir qué carreras quieren estudiar. Y muchos se dan cuenta demasiado tarde de que no valía la pena asumir semejante deuda”.

Otra medida que el gobierno ha tomado es permitir que los empleadores contribuyan con los préstamos estudiantiles de sus empleados como un beneficio deducible de impuestos. La ley de auxilios por la pandemia aprobada en marzo del año pasado le permitía a las empresas reembolsar a sus empleados hasta $5.250 al año.

Malia Rivera, una ejecutiva de mercadeo en Austin que trabaja para la compañía basada en Texas Innovetive Petcare, dice que su empleador se ha asociado con GiftofCollege.com, una plataforma que facilita deducciones a los préstamos estudiantiles así como cuentas de ahorro para estudios universitarios.  Rivera dice que ella se ha asegurado de cumplir con los pagos de su préstamo estudiantil incluso durante el congelamiento.  Ella dice que aprendió a base de “acumular tantas multas por retraso a lo largo de los años y de navegar los retos y las tribulaciones del desarrollo profesional”, que las deducciones automáticas son la mejor ruta para tomar – y esto le ha permitido reducir su deuda de $38.000 a alrededor de $8.000.

Eso tomó tiempo. “Yo he tenido una relación de largo plazo con mi préstamo estudiantil”, dice Rivera, recordando el pago inicial que hizo en el primer mes de su matrimonio. “Mi esposo está celebrando su decimoquinto aniversario conmigo… y con mi préstamo estudiantil”.


El caso es que para muchos deudores la moratoria de pagos por el Covid-19 significó una gran ayuda – y ahora está a punto de expirar.

Liz Tarzon, de 49 años, quien trabaja para una organización sin fines de lucro en San Francisco, ha estado tratando de reducir su préstamo estudiantil por más de 20 años. En este año en curso, dice ella, “siento que mi cabeza ha salido a la superficie financieramente por primera vez desde que empecé a pagar mi préstamo”.

Pero ella está consciente de que el aplazamiento fue temporal, y estima que estará pagando hasta su retiro – o más allá de eso. “Es un pensamiento que deprime increíblemente”.

Lea el artículo completo aquí.


MÁS LEÍDAS

Aumentarán beneficios de los foodstamps: Cuándo y cómo aplicar

El lunes 16 de agosto el presidente Joe Biden aprobó un histórico aumento del 25% en los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), popularmente conocidos como food stamp o cupones de comida, que sirven de ayuda para las...

¿Qué hacer si perdiste tu certificado de vacunación?

Todas las personas vacunadas contra el COVID-19 reciben una hoja de papel pequeña, blanca y rectangular como certificado de vacunación, y se les advierte que no la extravíen ni la plastifiquen. Sin embargo, mientras cada vez más lugares exigen comprobante de...


ÚLTIMAS NOTICIAS