Hijos y familiares de los ayudantes de Joe Biden obtienen trabajos administrativos

por | Jun 21, 2021

INFRAESTRUCTURA. El proyecto de ley de infraestructura bipartidista no incluye "medidas para ampliar el acceso al cuidado infantil, educación gratuita y licencia familiar pagada"/Efe.

Con apenas una semana en el cargo, el presidente Joe Biden hizo una promesa que marcó una diferencia con su predecesor: ningún miembro de su familia estaría involucrado en el gobierno.

Pero esa afirmación no se extendió a su personal superior ni a los familiares de ellos. En los primeros meses de la presidencia de Biden, al menos cinco hijos de sus principales ayudantes se han asegurado codiciados puestos de trabajo en la nueva administración. Entre ellos se encuentran dos hijos y una hija del consejero de la Casa Blanca, la hija de un subjefe de gabinete y la hija del director de personal presidencial.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

El patrón, que continuó esta semana con el anuncio del Departamento del Tesoro de que contrataría a JJ Ricchetti, hijo del consejero de Biden Steve Ricchetti, ha generado preocupaciones de expertos en ética, defensores de la diversidad, entre otros. Opinan que es decepcionante que Biden no se haya alejado aún más de las prácticas de la presidencia de Donald Trump, calificadas de nepotismo y amiguismo.

“Si bien puede que no sea tan malo como nombrar a su hijo o hija para un puesto de alto nivel en el gobierno como lo hizo Trump con Jared e Ivanka, sigue siendo malo”, señaló Walter Shaub, quien se desempeñó como director de la Oficina de Ética Gubernamental de 2013 a 2017. “’No es tan malo como Trump’ no puede ser el nuevo estándar”.

La hija de Trump, Ivanka Trump, y su esposo, Jared Kushner, trabajaron en la Casa Blanca como asesores senior no remunerados, movimientos que indignaron a los expertos en ética; incluso cuando una opinión del Departamento de Justicia encontró que el presidente tiene autoridades de contratación especiales.

Ciertos familiares de altos funcionarios y asistentes de Trump también fueron contratados para la administración de entonces.


Más allá de los hijos, otros familiares de los principales ayudantes de Biden también se han asegurado puestos administrativos de alto nivel o nominaciones. Entre ellos se encuentran la esposa del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, y la hermana de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La ley federal generalmente prohíbe a los funcionarios del gobierno contratar parientes cercanos o alentar su contratación. No hay evidencia de que ninguno de los ayudantes de Biden haya jugado un papel en la obtención de trabajos para sus hijos u otros parientes.

La Casa Blanca ha sostenido que todos los contratados están bien calificados para sus puestos.

“El presidente ha instituido los más altos estándares éticos de cualquiera que haya ocupado este cargo”, dijo el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Andrew Bates. “Y está orgulloso de haber dotado a la administración más diversa de la historia de Estados Unidos con servidores públicos bien calificados que reflejan sus valores”.

Pero la contratación de hijos de asistentes superiores sigue siendo alarmante para los expertos en ética, porque sugiere que las personas con vínculos con funcionarios públicos de alto rango podrían estar obteniendo una ventaja sobre personas igualmente calificadas para puestos de bajo rango, que a menudo sirven como un primer paso para hacer carrera en el gobierno y la política.

Los partidarios de Biden esperaban que la nueva administración, que ha enfatizado su compromiso con la inclusión y la diversidad, llene esos puestos con solicitantes calificados que carecen de conexiones poderosas. Algunos argumentan que el objetivo se ve obstaculizado al contratar a los hijos de los ayudantes más cercanos de Biden, que son en su mayoría blancos y algunos ricos.


El lunes, el Departamento del Tesoro anunció la contratación de JJ Ricchetti, un graduado universitario de 2020 cuyo padre es uno de los ayudantes más confiables del ala oeste de Biden. Ricchetti está asumiendo un puesto de nivel junior como asistente especial en la Oficina de Asuntos Legislativos.

La hija de Steve Ricchetti, Shannon Ricchetti, quien se graduó de la universidad en 2016, es subdirectora asociada de la oficina del secretario social de la Casa Blanca, un trabajo que obtuvo después de trabajar en el Instituto Aspen y en el equipo de transición de Biden.

Bruce Reed, subjefe de personal de la Casa Blanca y confidente de Biden desde hace mucho tiempo, tiene una hija, Julia Reed, que se graduó de la universidad en 2015 y trabaja para Biden.

Algunos de los hijos e hijas más experimentados de los funcionarios de la Casa Blanca ocupan puestos de alto nivel. El hijo de Steve Ricchetti, Daniel Ricchetti, es asesor principal de la oficina del subsecretario de Estado para el control de armas y la seguridad internacional.


Fuente: Sean Sullivan y Michael Scherer/The Washington Post.


MÁS LEÍDAS


ÚLTIMAS NOTICIAS