Raúl Ortiz es designado jefe interino de la Patrulla Fronteriza

por | Jun 24, 2021

FRONTERA. Después de cruzar el Río Grande en balsas, migrantes centroamericanos esperan por la patrulla fronteriza en un camino en Mission, Texas/ The Washington Post

Troy Miller, comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, nombró a Raúl Ortiz como nuevo jefe interino de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

A través de un comunicado, Miller explicó que Ortiz se desempeñaba como subjefe de la Patrulla Fronteriza, además de tener una carrera en la agencia por más de 29 años. Se unió al órgano en el sector de San Diego, California, en 1991.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

“La pasión de Ortiz por tu trabajo, sus colegas y los agentes, es contagiosa. Él conducirá (la Patrulla) con ‘honor’ en la custodia de nuestras fronteras y la aplicación de las leyes de este país con sentido humanitario”, añadió. 

Ortiz trabajó entre 2000 y 2005 la estación Comstock y en la estación de Del Río, en Texas. Luego fue ascendido a jefe asistente en Del Río.

Según Los Ángeles Times, entre 2009 y 2010, Ortiz dirigió el “Grupo de Tareas en Manejo de Fronteras en Kabul, Afganistán, y también fue asesor para la misión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para Afganistán y Pakistán”. En 2011 lo promovieron como agregado del DHS en Kabul; en 2013 lo designaron “subjefe de la Patrulla en el sector de Valle del Río Grande, y en 2019 pasó a ser jefe en el Sector de Del Río hasta que el año pasado fue ascendido a subjefe de la Patrulla Fronteriza”.

Destituyen a Rodney Scott

El gobierno de Biden ha destituido a sacar al jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Rodney Scott, despejando un camino para una revisión del liderazgo en una agencia tensa por un máximo de 20 años en cruces fronterizos ilegales, y cuyos altos funcionarios simpatizaron ampliamente con el presidente Donald Trump.


Scott, un veterano de 29 años, publicó una declaración en las redes sociales el miércoles diciendo que había recibido una carta ofreciéndole la opción de renunciar, retirarse o mudarse. Dijo que el aviso no proporcionó una justificación para su destitución, describiéndolo como un aviso pro forma “para que la nueva administración pueda colocar a la persona que desee en el puesto”.

La salida de Scott fue ampliamente anticipada, con varios de sus colegas actuales y anteriores sorprendidos de que permaneciera en el cargo mucho después de la toma de posesión del presidente Biden. Durante la campaña presidencial del año pasado, Scott apareció varias veces junto a Trump, defendiendo con entusiasmo sus políticas de línea dura, lo que llevó a algunos colegas a expresar en privado su preocupación de que el entusiasmo de Scott ocasionalmente viraba hacia el partidismo.


MÁS LEÍDAS


ÚLTIMAS NOTICIAS