El Vaticano señala que no puede bendecir la unión entre homosexuales

El comunicado llamó a "la comunidad cristiana y a los pastores a acoger con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales"

por | Mar 15, 2021

POLÍTICA. Arkansas se convirtió en el primer estado en prohibir los procedimientos médicos de afirmación de género/Pixabay

Este lunes, el Vaticano reveló una nota aclaratoria en la que señaló que la iglesia Católica no puede bendecir la unión entre personas del mismo sexo luego de que las dudas surgieran en el entorno eclasiástico.

De acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, la Congregación para la Doctrina de la Fe expresó que "no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo".

El documento calificado como "Responsum ad dubium" (respuesta a una duda), contó con la aprobación del papa Francisco.

Dicha respuesta llegó luego de que en "algunos ambientes eclesiásticos se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo sexo". Según el Santo Oficio, "estos proyectos están motivados por una sincera voluntad de acogida y de acompañamiento de las personas homosexuales, a las cuales se proponen caminos de crecimiento en la fe", aunque las mismas no pueden ser bendiciones.

Te puede interesar: Papa Francisco: Quien rechaza a los homosexuales no tiene corazón humano

 Críticas a la discriminación contra homosexuales

Pese a la negativa, la Congregación para la Doctrina de la Fe comunicó que "Dios ama a cada persona, como también lo hace la Iglesia rechazando toda discriminación injusta".


No obstante, "las bendiciones sobre personas están en relación con los sacramentos, la bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita, en cuanto sería en cierto modo una imitación o una analogía con la bendición nupcial, invocada sobre el hombre y la mujer que se unen en el sacramento del Matrimonio".

El Vaticano añadió que "no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia".

El comunicado llamó a "la comunidad cristiana y a los pastores a acoger con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales" y recalcó que "la declaración de ilicitud de las bendiciones de uniones entre personas del mismo sexo no es por tanto, y no quiere ser, una discriminación injusta, sino reclamar la verdad del rito litúrgico y de cuanto corresponde profundamente a la esencia de los sacramentales, tal y como la Iglesia los entiende".


MÁS LEÍDAS