WASHINGTON.- Ha habido cierta confusión respecto al cambio en la política de perdón de presencia ilegal en el país. Es importante entender que la ley no ha cambiado con respecto a la necesidad de un perdón y a tener que salir del país para obtener la residencia permanente. Esta ley todavía requiere que una persona que entró ilegalmente y que haya acumulado más que 180 días de presencia ilegal tenga que salir del país para obtener la residencia permanente. Lo que ha cambiado es que las personas calificadas pueden aplicar para un perdón y vivir en los Estados Unidos mientras la solicitud esté pendiente. Una vez la solicitud sea aprobada, las personas calificadas tendrán que regresar a su país de origen para una entrevista en la embajada de los Estados Unidos que ha sido previamente programada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés). Esto ha sido un gran cambio, ya que anteriormente una persona que aplicaba para este tipo de perdón, debía salir de los Estados Unidos y esperar por meses o incluso años en el extranjero hasta que su petición era aprobada.

USCIS empezó a procesar las primeras aplicaciones de la nueva política el 4 de marzo del 2013. Las personas elegibles para dicho perdón son cónyuges, hijos y/o padres de ciudadanos estadounidenses. Estas personas necesitan tener una petición aprobada (I-130) antes de presentar la solicitud de perdón. USCIS determinará la elegibilidad para el perdón provisional y si la solicitud es aprobada, esto será antes de que el aplicante salga de los Estados Unidos para su entrevista en el extranjero. Se refiere al perdón como “provisional” porque éste no entra en efecto sino hasta que el individuo salga de los Estados Unidos y se presente a una entrevista de visa de inmigrante frente a un oficial consular y se haya determinado que es elegible para reentrar a los Estados Unidos. No hay apelación si la aplicación es negada, pero se puede aplicar de nuevo si sus circunstancias cambian.

Nuestro bufete ha ayudado a muchas familias con esta nueva aplicación. Un perdón no es una aplicación sencilla que se aprueba fácilmente. Aunque el formulario consta de unas cuantas hojas, la documentación que debe acompañar el formulario puede ser extensa. Para que la aplicación sea aprobaba, la familia debe probar a USCIS que sufrirán extremadamente si salen del país y viven en el país de origen del aplicante.