Los demócratas en el Senado planean presentar una iniciativa de ley a mediados de semana para elevar el límite de endeudamiento de Estados Unidos sin las condiciones que buscan los republicanos, dijeron funcionarios el lunes.

Mientras, la Casa Blanca indicó que podría aceptar una breve extensión en su capacidad de endeudamiento para evitar un cese de pagos sin precedentes.

La medida que están trabajando busca asegurar que no se repita la actual restricción en el endeudamiento, hasta después de las elecciones de 2014.

Dependiendo de la respuesta republicana, podría ser a mediados de la próxima semana cuando sea la votación final de la medida, cerca del plazo del 17 de octubre que el secretario del Tesoro Jacob Lew estableció para que el Congreso evite una posible moratoria.

Los detalles fueron descritos por funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato, pues no estaban autorizados a discutir una medida que aún no se ha anunciado públicamente.

No está claro cuándo los republicanos en la Cámara de Representantes, donde son mayoría, intentarán hacer avanzar por su propia cuenta una iniciativa de ley sobre el límite de la deuda.

Los republicanos han dicho que quieren buscar reducciones de largo plazo al déficit o reformas a los programas de beneficios y tal vez una reducción a gran escala en normas ambientales, a cambio de elevar el actual techo de la deuda de 16.700 billones de dólares.

El presidente Barack Obama descartó negociar la medida, aunque ha dicho que está dispuesto a enfocarse en otros temas fiscales con el Partido Republicano una vez que concluya la actual parálisis del gobierno, que comenzó el 1 de octubre después de que los legisladores no llegaran a un acuerdo sobre el presupuesto, y el Tesoro pueda endeudarse nuevamente.

Gene Sperling, asesor de Obama en economía, fue cuestionado sobre si descartaría un extensión de dos o tres semanas para elevar el límite de endeudamiento de la nación. El secretario Lew ha dicho que el 17 de octubre se agotarán todas sus maniobras para seguir con financiamiento.

“No hay duda de que entre más se extienda el límite de deuda, mayor certidumbre habrá para nuestra economía y será mejor para el empleo, el crecimiento y la inversión”, dijo Sperling en un desayuno patrocinado por el diario Politico.

Los economistas dicen que una moratoria en los pagos podría ocasionar una crisis como la de 2008 o peor. La crisis de hace cinco años causó la peor recesión en Estados Unidos desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Por su parte, el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, descartó adoptar cualquier medida para incrementar el poder de endeudamiento del gobierno si no cede primero el presidente Obama.

En comunicado, Harry Reid, líder de la mayoría demócrata en el Senado, acusó a Boehner de tener un problema de credibilidad y le pidió permitir una votación directa a una iniciativa para reanudar las labores del gobierno.