COMPARTE

WASHINGTON DC.- Las personas del mismo sexo podrán casarse en Virginia y otros cuatro estados más, tras que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el lunes 6 de octubre pronunciarse sobre contrademandas en tribunales menores que pretendían prohibir el matrimonio homosexual.

La inesperada acción de la Corte Superior, que no quiso envolverse en el debate nacional, dejó intactas las órdenes judiciales de los tribunales de apelación en cinco estados que abolieron la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo, al declararlas inconstitucional.

En Virginia, el tribunal de apelaciones de Richmond revocó el 28 de julio la prohibición que existía contra las bodas gay. También los hicieron los tribunales en Utah, Indiana, Oklahoma y Wisconsin. Sin embargo se tenía que esperar los 30 días para que grupos contrarios presentaran una contra apelación en la Corte Suprema. Y así lo hicieron dejando en suspenso la entrada en vigor de la medida hasta que la Corte Suprema anunciara si escucharía o no estos casos.

Para sorpresa de muchos la Corte Suprema no quiso envolverse en el debate nacional y se abstuvo de tratar la apelación dejando el camino libre para el casamiento a todas las perejas ,sin distinción de género en estos cinco estados.

““Es una victoria y un tema de respeto de los derechos de todas las personas por igual”, dijo Jorge Pérez, de 47 años, oriundo de Intipucá, El Salvador, quien emigró a Virginia en 1985 y lleva más de dos décadas junto al boliviano Juan Carlos Escalera.

La medida se hizo efectiva el mismo lunes, cuando la Corte de Apelaciones del distrito 4 ordenó pasado el mediodía anular la prohibición a los matrimonios del mismo sexo. A la vez dijo que el estado reconocería los matrimonios gay realizados en otras jurisdicciones.

No todos los grupos de fe se oponen a la medida, la coalición People of Faith for Equality in Virginia señaló que hay unos 70 ministros religiosos de diferentes congregaciones, incluso las tradicionales que están dispuestos a casar a las parejas.

En el Distrito de Columbia y 19 estados, inlcuido Maryland, ya se permitían los matrimonios entre personas del mismo sexo, desde que el máximo tribunal estadounidense marcara un precedente en 2013 al señalar que los matrimonios homosexuales tienen los mismos derechos y privilegios que los heterosexuales.

COMPARTE
últimas noticias