COMPARTE

Kirk M. Keithley, policía de Florida, de 39 años de edad, mató a su esposa y luego se suicidó.

Según autoridades, el victimario tenía nueve años en el Departamento Policial del Condado Hillsborough. Al momento de matar a su esposa y suicidarse, dejó a sus cuatro hijos en la vivienda.

La esposa del funcionario tenía 33 años. Un chico de 14 años salió corriendo de la casa y llamó a la policía, dijo el comandante policial Chris Nocco, reseñó el medio El Nuevo Días.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS