COMPARTE

La reina Isabel II ha prohibido a Meghan Markle usar las joyas de la colección privada de la realeza, incluidas las alhajas que fueron de la princesa Diana de Gales.

Según el periódico The Sun que cita una fuente cercana al palacio de Buckingham, existe tensión entre la exactriz, de 27 años, y la monarca, de 92; y no solo eso, Isabel II ha prohibido a Meghan usar ciertas joyas de valor incalculable que son prestadas a su discreción a las mujeres de la realeza, no obstante están disponibles para la esposa del príncipe William, Kate Middleton.

Una de estas es la diadema de diamantes y perlas en forma de lagrimas que usó Lady Di el día de su boda con el príncipe Carlos, misma que la duquesa de Cambrige llevó con un elegante vestido durante un evento oficial en diciembre del año pasado.

Según la fuente citada por The Sun, la decisión de la reina Isabel II es por la “exigente actitud” que la duquesa de Sussex mostró el año pasado antes de casarse con Harry.

Añadió que con éstas estrictas reglas la monarquía busca mantener “el orden, la jerarquía y la prioridad” dentro de la familia real. El principe Harry se ha mostrado triste ante la decisión de la reina, confirmó la fuente.Durante los preparativos de su boda con Harry, el año pasado, ella quiso usar una tiara con esmeraldas, pero no se le permitió por no poderse establecer el origen de la joya. Harry presuntamente dijo al personal de la casa real que “lo que Meghan quiera, lo recibe”, y esto habría provocado una desavenencia con la reina.

La fuente señala que no es que la reina esté en contra de Meghan, por el contrario lo que busca es mostrarle que hay una jerarquía que debe seguir y que por el momento no es a ella a quien le toca lucir estas piezas.

Fuente:El Salvador

COMPARTE