El año pasado, el sistema escolar de una de las comunidades más ricas del país dio la bienvenida a los estudiantes a un edificio espacioso y majestuoso en un campus de 119 acres en el norte de Virginia.

Las expectativas eran altas. La escuela, que se construyó a un costo de $125 millones y que se ubica al final de un camino de entrada sinuoso, albergaría algunos de los programas académicos más competitivos del condado de Loudoun. Tal vez, algunos en la comunidad pensaron, que incluso sería rival de la Escuela Secundaria Thomas Jefferson para Ciencia y Tecnología – una escuela magnet ultracompetitiva en el vecino Condado de Fairfax.

Las Academias de Loudoun aún no han obtenido el mismo reconocimiento en los círculos suburbanos de Washington que la Escuela Secundaria Thomas Jefferson. Pero la escuela ya está enfrentando críticas por sus políticas de admisión, reflejando quejas que han perseguido a Thomas Jefferson y a otras escuelas secundarias selectivas en todo el país.

Las críticas llegaron a un punto crítico este mes cuando la NAACP de Loudoun reveló que el fiscal general de Virginia está revisando las acusaciones de que a los estudiantes afroamericanos se les niega la igualdad de oportunidades para participar en las Academias de Loudoun. Una investigación también se encuentra analizando las alegaciones sobre otros casos de discriminación en el distrito escolar de 84 mil estudiantes.

Pero los patrones de prejuicio surgen mucho antes de la escuela secundaria, afirma la organización de derechos civiles, con estudiantes negros a los cuales se les ha bloqueado el camino que conduce a un asiento en la academia de alto nivel.

Los estudiantes negros, dijo la organización de derechos, tienen menos probabilidades de ser identificados en la escuela primaria y recomendados para clases aceleradas y programas para dotados que impulsan a los estudiantes hacia cursos más desafiantes en sus últimos años.

Los estudiantes que deseen asistir a la Academia de Ingeniería -uno de los tres programas de la escuela de Loudoun- deben, como mínimo, cursar geometría en octavo grado. Para los aspirantes de la Academia de Ciencias, Álgebra 1 es un requisito mínimo.

Los funcionarios del sistema escolar reconocen que los estudiantes de color están subrepresentados en las Academias de Loudoun. Los estudiantes de las academias comparten tiempo en una escuela secundaria de base y uno de los tres programas: la Academia de Ciencias, la Academia de Ingeniería y Tecnología y la Academia Técnica Avanzada de Monroe, que ofrece capacitación vocacional.

Traducción libre de The Washington Post