Un hombre que adquirió una casa en el condado de Prince George’s, en Maryland, a través de una subasta de ejecución hipotecaria se asustó al realizar un recorrido por su nueva propiedad debido a que halló en ella, el cuerpo de la antigua residente el pasado sábado.

Los documentos no precisan la fecha en que se vendió esta vivienda y no está claro cuándo murió la mujer de 39 años.

Un vecino de la mujer, que creció en su misma calle en Upland Avenue, en District Heights, aseguró que ella tenía necesidades especiales, no procesaba las cosas tan bien como un adulto, a pesar de serlo y debía ser tratada como una persona especial.

Agregó que la abuela de la mujer se encargaba de su cuidado hasta que la anciana falleció hace más de un año.

Vecinos afirmaron que su abuela murió y fue la manera en la que ellos se aseguraran que ella se encontraba bien, tenía comida, tenía quien la llevara a la tienda y cosas así.

Según el vecino, la mujer tenía un cuidador, pero desde hace unos meses no lo veían, al igual que a otros miembros de su familia.

Fuentes policiales indicaron que la mujer no estaba bajo el cuidado de alguna persona cuando falleció.

El vecino afirmó que dejaron de ver todo el tráfico, así que, naturalmente, pensaron que se había ido con su familia.

Los servicios públicos habían sido desconectados tras la ejecución hipotecaria de la vivienda.

La Policía está investigando la muerte, pero indica que hasta ahora nada apunta a que se trate de un crimen. El cuerpo de la mujer está siendo examinado por un médico forense.

Los familiares de la mujer han sido notificados y las autoridades han estado en contacto con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *