La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos falló el lunes 27 de enero a favor de una polémica medida migratoria del presidente Donald Trump que limita la residencia permanente a los inmigrantes que requieran asistencia gubernamental.

La regla final de “Carga Pública” fue establecida por Trump en octubre del año pasado; pero varios estados la retaron en cortes inferiores impidiendo su vigencia. Sin embargo la decisión del máximo tribunal de este lunes permitirá su entrada en vigor a mediados de octubre.

La regulación establece nuevos parámetros para determinar a qué inmigrante, el Servicio de Inmigración y Aduanas (USCIS, por sus siglas en inglés) le aprobará o no un trámite de ajuste de estatus, como la residencia legal permanente o una extensión de visa, a fin de evitar que en cualquier momento el extranjero se convierta en una carga pública.

Expertos en leyes de inmigración en el área de Washington explican a El Tiempo Latino quiénes podrían ser afectados por esta regla y qué tipos de beneficios son los que especifica la regulación. Aclaran que no todos los que buscan una residencia permanente se verán perjudicados.

¿Quiénes serían impactados con la regla de “carga pública”?

La regla impactaría a cualquier extranjero que haya recibido uno o más beneficios públicos por más de 12 meses en total dentro de un período de tres años. “Lo que significa que las personas que dependen como carga pública del gobierno van a tener problemas obteniendo sus papeles permanentes y otros documentos”, dijo el abogado y analista político, Joseph Malouf, con práctica en Maryland. “Si la persona acumula más de un año de dependencia dentro de tres años y no está trabajando, se verá afectada”, añadió.

“Lo que la norma no quiere decir es que las personas que ya tienen sus papeles los van a perder si requieren de ayuda”, dijo.

La regla no es retroactiva y quienes ya cuentan con una residencia permanente o ciudadanía no serán impactados.

Beneficios que se considerarían como carga pública

El abogado Luis Salgado; quien ha trabajado por más de 30 años en el tema migratorio, en Washington, DC; explica cuáles son los beneficios que se considerarían “carga pública”. “La lista de beneficios públicos que podrían afectar la aprobación de la residencia fue ampliada. Están divididas en cuatro rubros”, dijo.

1.- Salud: Aquellos que reciben el Medicaid financiado por el gobierno federal, con ciertas excepciones. “Las personas que no tienen documentos migratorios no tienen acceso al Medicaid, pero sí en ciertos casos de emergencia, como pacientes con enfermedades graves, en el caso de deficiencia renal que requieren una diálisis para vivir”, explicó.

2.- Alimentos: Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria (SNAP, al cual se le conoce como programa de estampillas de comida o “Food Stamps”).

3.- Dinero en efectivo: Aquí se incluye cualquier asistencia financiera en efectivo cuantificable, como Asistencia temporal para familias necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés). También el ingreso suplementario del Seguro Social (Supplemental Security Income – SSI).

4.- Vivienda: Programa de la Sección 8 que otorga vales para el alquiler de viviendas.

También el de la asistencia para la Vivienda Pública de la Sección 9, establecido por la Ley de Vivienda de 1937.

El abogado Salgado señala que la norma no afectaría a quienes ya están en proceso de recibir su residencia.

Pero advierte que aquellos que están realizando un ajuste de estatus deberían ser cautelosos antes de recibir cualquier tipo de ayuda.

“Aunque se sabe que solo se verían impactados aquellos que reciben ayuda durante un año. El problema es que con esta Administración nunca se sabe cómo se va a interpretar la ley”, dijo.

¿Qué beneficios no se incluyen como “carga pública”?

Dentro de los programas de asistencia de gobierno que no contarían como carga pública se encuentran:

  • La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) más conocido como Obamacare. En la actualidad, las personas que cuentan con un estatus temporal pueden acceder a este programa, como los protegidos por el TPS.
  • El Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC, en inglés), referente a la ayuda que se les otorga hasta que el niño cumple 5 años.
  • El seguro médico para niños, Children’s Health Insurance Program (CHIP).
  • El programa Head Start de apoyo educativo a familias de bajos ingresos con niños menores de 5 años.

No afecta a los padres ni siguientes inmigrantes

Las solicitudes de visa o cambio de estatus presentadas antes de la publicación de la nueva regla, no se verán afectadas. Solamente aquellas que sean recibidas 60 días después de su publicación, es decir después de mediados de octubre.

Los padres de niños que reciben los beneficios no se verán afectados, dice un documento de USCIS.

Además la regla final “no establece ninguna penalidad para los ciudadanos estadounidenses que, en el pasado, el presente o en el futuro han o vayan a tramitar beneficios públicos. Incluso si el ciudadano estadounidense está relacionado con un extranjero sujeto a la carga pública de inadmisibilidad”, señala la publicación.

Tampoco afectará a asilados, refugiados u otras poblaciones vulnerables, quienes quedan exentas de esta regla final, indica la norma.

Es una cuestión política

Para el abogado Malouf, la regla “es innecesaria” porque en la actualidad la gran mayoría de beneficios públicos requieren que los extranjeros sean residentes permanentes por más de cinco años para recibir la ayuda. El experto señala que la medida es de carácter político. “Obviamente esto es algo que el presidente había prometido en su campaña. Lamento que lo haya hecho porque está creando un estigma de que todos los inmigrantes vienen a depender del gobierno cuando la ley está allí para ayudar a aquellos que, cuando se encuentran en una situación difícil, puedan salir de la misma”, indicó.

Malouf, quien es comentarista nacional para varios medios en inglés y español agrega que “estas son las cosas que el presidente ha prometido hacer a su base, la cual cree erróneamente que los inmigrantes son un problema. Trump les dice ‘miren estamos haciendo lo que ustedes quieren, limitando estos beneficios. Estamos siendo más duros’ cuando la verdad es que a la mayoría de inmigrantes no les va a afectar esta medida porque estamos trabajando”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *