La Asamblea General de Virginia aprobó el martes 11 dos legislaciones que permitirán a unos 300 mil inmigrantes indocumentados manejar legalmente, tras varios años de lucha.

La legislación HB1211 que permite una licencia de conducir fue aprobada en la Cámara de Delegados con 57 votos a favor y 22 en contra. En el Senado, la propuesta SB34, que permite una tarjeta de privilegio —no a la altura de una licencia—fue aprobada con 22 votos a favor y 18 en contra.

Decenas de inmigrantes y activistas que asistieron a la votación en Richmond celebraron la victoria. “Estamos muy emocionados por lo que ha sucedido. Por fin miles de nosotros podremos manejar sin preocupación”, expresó la activista Lenka González.

Edgar Aranda-Yanoc, presidente de la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO) explicó que todavía falta un camino por recorrer. “Ambas propuestas tienen que ser revisadas por las Cámaras contrarias y deben conciliarse”, dijo. Aranda-Yanoc dice que la versión de la Cámara de Representantes es la más amplia. “Los delegados aprobaron una licencia de conducir, pero el Senado, sólo permite un documento de privilegio, parecido al que se otorga en Maryland”, añadió.

Los legisladores cuentan con un plazo de 20 días para revisar las propuestas y lograr armonizarlas. De firmarla el gobernador, la medida entraría en vigor en octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *