Dos presuntos casos positivos de coronavirus en dos escuelas públicas han provocado cierres temporales en el estado de Oregón y en el de Washington, según indicaron las autoridades sanitarias, mientras los distritos de todo el país navegan por aguas desconocidas de riesgo en lo que respecta a los niños y a la contención del virus, después de que se informara la primera muerte en Estados Unidos.

Se presume que un estudiante de la Escuela Secundaria Jackson, al norte de Seattle, tiene el virus, el mismo día en que la Autoridad de Salud de Oregon anunció un presunto caso de infección de un empleado de la Primaria Forest Hills en las afueras de Portland.

El cierre temporal de ambas escuelas se produce en medio de una ráfaga nacional de preparativos, en el que los distritos buscan avanzar en la mitigación de la exposición, para anticiparse a los brotes, informó la AP.

En dicha planificación se estaría estudiando la idea de planificar las lecciones en línea, la revisión de los requisitos de asistencia y la limpieza de las escuelas para eliminar cualquier resto de virus.

Los pacientes anónimos de la costa oeste, que han estado en cuarentena en los hospitales, no han viajado fuera de los Estados Unidos ni han tenido contacto conocido con personas infectadas. Por lo que los funcionarios de salud desconocen cómo adquirieron el virus mortal a nivel local, lo que indica un mayor riesgo de propagación.

“El método de salud pública probado es contener el virus, acudir a quienes han estado en contacto y aislar a las personas que podrían estar expuestas”, explicó Albert Ko, profesor de epidemiología y medicina de la Escuela de Salud Pública de Yale.

Pero ahora que el virus puede haber circulado dentro de las escuelas, rastrear sus orígenes en este punto será una tarea desconcertante, la contención puede ser un desafío particular, indicó. “Realmente no sabemos dónde estamos o cuán extendido está”, dijo Ko al Washington Post.

El estudiante de la secundaria Jackson en Mill Creek, Washington, se enfermó el lunes con fiebre y dolores en el cuerpo, informó el Seattle Times. Se sintió mejor y regresó el viernes, pero se fue después de que sus pruebas dieran positivo.

En el vecino condado de King, los funcionarios de salud confirmaron la primera muerte por coronavirus en los Estados Unidos.

Traducción libre de The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *