La Alcaldesa Muriel Bowser, se unió este martes a los funcionarios de seguridad pública de su administración y a las personas que abogan por la seguridad en el uso de armas, para anunciar una legislación de emergencia que prohíba la posesión, el montaje, la venta y la compra de cualquier tipo de arma ilegal indetectable en el Distrito.

Según la legislación de emergencia, las armas ilegales incluyen pistolas indetectables fabricadas por impresoras 3-D y hechas de materiales no metálicos que no puedan identificarse utilizando un magnetómetro, así como pistolas no rastreables ordenadas bajo el concepto de “80% kits” que hayan sido ensambladas sin la necesidad de maquinaria sofisticada y sin un número de serie que le permita rastrearla hasta su fuente de fabricación.

“Las armas ilegales indetectables están diseñadas intencionalmente para ser imposibles de rastrear, y hemos visto un aumento en la cantidad de ese tipo de armas de fuego que han sido incautadas en nuestros vecindarios”, dijo la Alcaldesa Bowser. “Por medio de esta legislación estamos enviando un mensaje simple: si usted intenta sacar provecho económico del derramamiento de sangre en nuestra comunidad, lo haremos responsable”.

El Distrito ha visto un aumento significativo de armas ilegales indetectables incautadas en DC en los últimos dos años, todos los cuales son del tipo no rastreable “80% kit”. El Departamento de Policía Metropolitana (MPD) ha incautado 38 pistolas fantasmas en lo que va del 2020.

*2017: 3 armas ilegales indetectables incautadas por MPD;

*2018: 25 armas ilegales indetectables incautadas;

*2019: 116 armas ilegales indetectables incautadas;

o de las 116 armas incautadas en 2019, al menos tres involucraron asesinatos;

*en lo que va del año 2020: 38 armas ilegales indetectables incautadas.

“En el Departamento de Policía Metropolitana (MPD), cada año recuperamos más de estas armas de fabricación ilegal indetectables, que representan un riesgo significativo para la seguridad pública de nuestras comunidades”, dijo el jefe de policía de DC Peter Newsham.

“Esta legislación de emergencia es un paso importante para reducir los crímenes violentos con armas de fuego en el Distrito y sacar estas armas de nuestras calles y de las manos de los perpretadores violentos”.

La versión permanente de la legislación también creará un derecho de acción privada que permitirá a cualquier víctima de un arma ilegal indetectable demandar al fabricante de la misma y responsabilizarlos por sus acciones.

La Alcaldesa Bowser está trabajando actualmente con expertos en materia legal para garantizar que esta disposición no se vea afectada por la legislación federal que protege a los fabricantes de armas comerciales de ser demandados por responsablilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.