La temporada de impuestos está en pleno apogeo, pues estamos justo a la mitad de la carrera en la que el Tío Sam reclama los tributos por las ganancias obtenidas por cada persona residente en Estados Unidos durante el año 2019.

Los profesionales del sector de preparación de impuestos advierten a la comunidad latina local que hay tomar en cuenta los nuevos cambios en las leyes tributarias y tener toda la documentación necesaria para declarar los taxes.

El ejercicio de declaración de impuestos que administra el Servicio de Rentas Internas, conocido por sus siglas en inglés como el IRS, culmina el 15 de abril. Este año se consolida la Reforma Fiscal impulsada por la administración de Donald Trump en 2017, que ha ido modificando algunas partes de las declaraciones.

En la declaración de ingresos que estamos llenando ahora para el periodo de 2019, ya desaparece por completo la penalidad por no haberse enrolado en el Mercado de los Seguros de Salud, conocido como ObamaCare; pero los subsidios para el seguro que provee el gobierno federal pueden impactar en la esperada devolución si el contribuyente tiene que hacer una retribución.

El preparador de impuestos de la oficina SEA Tax Services en Alexandria, Virginia, Nelson Zavaleta, dijo a El Tiempo Latino que si bien ya no existe la penalidad para quien no se inscribió en un programa de seguro de salud, los que sí lo hicieron deben tomar en cuenta que este año el IRS hizo desembolsos para subsidiar el seguro según las previsiones de cada personas. Por esa razón, si el contribuyente ganó más dinero del previsto, le tocará devolver “pagos hacia atrás”; si por el contrario sus ingresos bajaron, el sistema le devolvería.

“Se han producido muchos cambios, pero lo que más están preguntando hoy en día nuestros clientes es ‘¿Qué va pasar con la multa del seguro médico?’. Pienso que una de las ventajas de la Reforma Fiscal es que, los que hasta 2017 y 2018 pagaron una multa por no tener seguro médico, este año esa multa desaparece en la declaración de 2019. Sin embargo, siempre existen los subsidios, cuando el ObamaCare le da una ayuda durante el año por diferentes causas como ser de bajos recursos u otras razones. Si esas personas, por ejemplo, reportaron que iban a ganar durante el año 20 mil dólares, pero ganaron $30 mil, habrá subsidios que tendrán que pagar de vuelta; con eso las personas tienen que estar muy atentas”, comentó Zavaleta a El Tiempo Latino.

Técnicamente el ObamaCare le anticipó una ayuda, pero a la hora de preparar los impuestos con los ingresos recibidos, el sistema hará el ajuste correspondiente en ambos sentidos, si se ganó más o menos de lo previsto.



Crédito: Tomás Guevara – ETL

NEGOCIOS. Se recomienda que solamente declare sus impuestos con un experto certificado por el IRS

Crédito por dependientes

En la declaración de impuestos de 2019, otro impacto directo de la Reforma Fiscal es el crédito de $2 mil dólares por cada persona dependiente del contribuyente, especialmente si tiene hijos menores de edad. El cambio beneficia a todos, incluso los inmigrantes indocumentados que al carecer de número de Seguro Social válido declaren con una Identificación de Impuestos (ITIN) o conocido también como “Tax-ID”. Antes la devolución por dependientes era de mil dólares.

Nelson Zavaleta explicó que un consejo importante para la comunidad al iniciar esta temporada de declaración de impuestos es que las personas se aseguren de hacerlo con un preparador certificado por el IRS y con conocimientos de todos los cambios de ley.

El profesional alertó también sobre la tentación que enfrentan algunas personas debido a que se dejan llevar por malas sugerencias que pueden dar preparadores inescrupulosos que prometen conseguir mayores devoluciones. Cada año para esta temporada aparecen personas sin credenciales que montan de un momento a otro “negocios express” para preparar impuestos y se prestan para inflar las declaraciones con gastos inexistentes, todo con la supuesta promesa de conseguir más efectivo, advirtió el experto en taxes.

Las consecuencias de mentir

No obstante, “inflar” una declaración o simplemente mentir, puede llevar a serias consecuencias legales en el futuro para el contribuyente, porque los técnicos del IRS investigan y con los sistemas automatizados de información fácilmente pueden identificar aquellos formularios fraudulentos. Que no le quede duda, quien trate de hacer fraude será descubierto y la autoridad irá contra el dueño de la declaración y le pondrá severas multas e intereses en caso de descubrir un fraude.

Según Zavaleta, cómo llenar los literales de gastos personales es otro aspecto que se debe tomar en cuenta. En cuanto a estos, las contribuciones a organizaciones sin fines de lucro e iglesias se mantienen en la lista de deducibles, también los gastos de universidad y el pago por cuidado de menores, entre otros. La Reforma Fiscal también limitó las deducciones por gastos.

“Para todas las personas que no hayan aplicado para un número de Tax-ID o ITIN por su condición de indocumentados, mi consejo es que lo hagan. Ese número hoy en día lo están pidiendo hasta para alquilar apartamentos, también muchos empleadores que descubren que las personas tienen un número de Seguro Social que no es verídico y están pidiendo a los trabajadores que apliquen. Con ese número la persona puede declarar sus impuestos y le sirve para otros beneficios”, puntualizó Nelson Zavaleta desde su despacho en Arlandria, “Chirilagua”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *