El gobernador de Maryland, Larry Hogan, rechazó este lunes la idea de que la Casa Blanca determinará cuándo los estados deberían levantar las restricciones destinadas a detener la propagación de COVID-19.

Hogan recordó que los gobernadores decidieron tomar medidas en sus estados y serán ellos quienes indiquen cuándo reabrir sectores dentro de sus fronteras.

“Tomamos las decisiones difíciles para cerrar las cosas y poner en práctica estas duras prácticas de distanciamiento social, que están teniendo un impacto en la economía, y necesitamos esa ayuda del gobierno federal para que podamos ayudar a que la economía vuelva a la normalidad cuando es seguro hacerlo”, dijo Hogan.

Durante una teleconferencia con la Casa Blanca el lunes, Hogan presionó por un paquete de ayuda federal de 500 mil millones de dólares para equilibrar los presupuestos estatales, que han visto dramáticas pérdidas de ingresos y una mayor necesidad de programas ante la pandemia del coronavirus.

Hogan dijo que la financiación federal adicional podría ayudar a los estados a impulsar sus economías en el momento adecuado.