Para Soapbox, la fabricación de jabón y champú se limitaba a no más de 150 mil piezas al mes. El emprendimiento que nació en Georgetown, D.C., producía –en su mayoría- para distribuir a pequeñas tiendas cercanas; sin embargo, la expansión del coronavirus en Estados Unidos se tradujo en un aumento drástico en los pedidos.

La humanidad siente los estragos de la pandemia, en especial en la economía. La actividad comercial se vino a menos y el desempleo aumentó. Pero no hubo crisis contra Soapbox.

En entrevista para Wtop News, Davis Simnick, CEO de la empresa, señaló que el gran atractivo que resultó en un incremento abismal en sus ventas fue el jabón de manos, elemento importante para la desinfección en tiempos en los que la higiene es menester.

Para la fecha, esos 150 mil productos que distribuían mes a mes se convirtió en la módica cifra de siete millones de piezas.

Soapbox inició hace diez años en el departamento de Simnick, quien trabajó en la Agencia para el Desarrollo Integral de los Estados Unidos. El primer paso lo dio junto al que hoy en día sigue siendo su socio comercial, Daniel Doll.

Pese a los resultados, la familia de Soapbox sigue siendo pequeña, pues cuentan con ocho empleados que hacen sus labores a tiempo competo; sin embargo, el aumento en las ventas los obligó a planificar el incremento de su plantilla.

“Somos una pequeña empresa con un gran corazón, así es como nos gusta definirnos a nosotros mismos”, señaló. “Estamos contratando ahora solo para atraer a más y más personas a nuestra empresa para satisfacer la demanda”.

Los rubros exitosos por estos días parecen limitados, pero el de la higiene descubrió en el Covid-19 una mina de oro. Así lo confirmó Simnick, quien detalló que “si alguna vez hubo un momento para que una compañía cuyo enfoque está en la salud y la higiene se desempeñara y mejorara, es ahora”.

Aunque el presente y futuro es brillante, Soapbox ha donad parte de su ganancia.

“Hemos estado diciendo a las personas que se laven las manos durante más de 20 segundos utilizando el método CDC durante más de 10 años”, expresó Simnick, defensor de los hábitos de higiene.

Pero encontrar en el coronavirus su fortuna no ha sido del todo agradable. Estados Unidos registra más de un millón de casos positivos y poco menos de 70 mil muertos. Hasta la fecha, el país aún busca opciones para reactivar su economía.

“Incluso con todo lo que ha sucedido con nuestra marca, todavía deseamos que esto nunca suceda debido al costo que nos ha costado a todos, y como saben, el verdadero costo mórbido que ha tenido en algunos”, concluyó Simnick.