Las protestas fueron más pequeñas y tranquilas este sábado, pero no mostraron signos de cese, ya que las manifestaciones contra la brutalidad policial y la injusticia racial continuaron por 16 días consecutivos en el Distrito y en comunidades de toda la región de Washington.

Familias, ciclistas y hasta paseadores de perros participaron en esta nueva marcha, muchos luciendo camisetas con “Black Lives Matter” y máscaras en las que se podía leer “I can’t breathe!”. Los manifestantes se dirigieron a las manzanas cercanas a la Plaza Lafayette y a la Casa Blanca, lugares que se han convertido en el centro de concentración de los manifestantes durante las últimas dos semanas.

Te puede interesar: Calles del centro de DC cerrarán este fin de semana por manifestaciones

Las multitudes que se enfrentaron a la policía al principio de las protestas habían sido reemplazadas por turistas que venían a tomar fotos de los letreros y los murales que cubrían la zona, incluyendo las grandes letras amarillas entre la calle 16 y la plaza Lafayette.

“Supongo que nuestro momento es ahora”, dijo Barrington Mack, que fue en su bicicleta roja y negra a la recién bautizada Black Lives Matter Plaza desde su casa en el barrio LeDroit Park de la ciudad. “Todas nuestras preocupaciones no se han expresado así desde los años 60”.



Crédito: Jonathan Newton / The Washington Post

ESPERANZA. Alfreda Robinson, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Abogados, reza mientras los manifestantes se arrodillan en medio de la calle 16, el punto central de las protestas

Aunque la calma había vuelto a gran parte de Washington, los frentes de la mayoría de los edificios del centro de la ciudad permanecen tapiados – una señal de que los propietarios siguen siendo cautelosos de que las tensiones vuelvan a estallar… El sábado, sin embargo, la mayoría de los visitantes aprovecharon la atmósfera pacífica y el brillante clima de junio para rendir homenaje en el lugar de las grandes protestas.

Andre McLemore estuvo de pie el sábado con sus dos hijos, admirando la colección de carteles que quedaban en la valla negra fuera de Lafayette Square.

“Matter is the minimum”, leyó un cartel que McLemore miró con su hijo de 16 años y su hija de 12 años. “Las vidas de los negros son dignas”.

Te puede interesar: Prince George’s: recomiendan a asistentes a protestas masivas realizarse la prueba de COVID-19

McLemore, de 49 años, dijo que decidió traer a los niños a la protesta por primera vez el sábado porque en días anteriores le preocupaba la seguridad de su familia.

“Era importante para ellos ver el movimiento y la indignación, no sólo de los americanos negros sino de todas las minorías”, dijo McLemore, quien es un contratista federal de Gaithersburg, Md.

Dijo que recientemente ha estado teniendo más conversaciones con su hijo, Donovan, sobre cómo interactuar con la policía mientras se prepara para empezar a conducir. Dijo que trata de enseñar a sus hijos a amar a todos, sin importar su raza, pero también a darse cuenta de que no todos se sienten igual.



Crédito: Jonathan Newton / The Washington Post

AUTORIDAD. Los policías de D.C. van en bicicleta por la calle 16 el sábado mientras las protestas pacíficas por la muerte de George Floyd comenzaron el día 16