Pese a que las autoridades de Virginia anunciaron la relajación de las restricciones impuestas a negocios del estado por el impacto de la pandemia del COVID-19, parques de diversiones como Kings DOminion y Busch Gardens de Williamsburg no abrirán sus puertas a clientes.

Según un reporte del Richmond Times Dispatch, los parques de diversiones del área se negaron a la reactivación, pues ven poco viable operar si solo mil personas pueden estar al mismo tiempo dentro de sus respectivas instalaciones.

En la tercera fase de la reapertura anunciada por el gobernador Ralph Northam, ningún establecimiento podrá concentrar a más de mil personas.

Sitios con un aforo más pequeño no podrán contar con más del 50% del total de su espacio ocupado.

Maggie Sellers, vocera de Kings Dominion, indicó en un comunicado que “aunque respetamos las decisiones de las autoridades estatales, la restricción de limitar nuestro parque a solo 1,000 visitantes no refleja el volumen de espacio disponible para acomodar los protocolos de distanciamiento social, y esencialmente sugiere que el estado solo nos permitirá tener cinco personas por cada acre operativo”.

Por su parte, el Busch Gardens Williamsburg espera no reabrir sin hasta mediados del mes de julio. Mientras, el Walter Country podría no recibir clientes esta temporada, aseguró Kevin Lembke, presidente de los parques a la Junta de Supervisores del condado James City.

“Estamos extremadamente decepcionados por los lineamientos (para la fase 3) y sentimos que no toma en cuenta los amplios planes de seguridad que hemos ofrecido”, indicó.

El miércoles, el gobernador de Virginia, Ralph Northam, exhortó a los residentes a mantener la cautela debido a un aumento de casos de COVID-19 en otros estados y a propósito del pronto inicio de la Fase 3 de reapertura.

“Nuestras métricas de salud clave están en la dirección correcta, y cada región de la Commonwealth está en camino de ingresar a la Fase Tres de nuestro #ForwardVirginia (el plan estatal para reabrir)”, tuiteó el gobernador este miércoles 24 de junio.

Northam recomendó mantener el teletrabajo, seguir practicando distanciamiento físico fuera del hogar y usar mascarillas o cubiertas faciales en espacios públicos interiores.

“Junto con las pruebas mejoradas y el seguimiento de contactos, podemos continuar aliviando de manera segura las restricciones de salud, pero todos deben seguir tomando las medidas necesarias para protegerse y proteger a quienes lo rodean”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *