COMPARTE

Un hombre murió en el noroeste de Washington DC después de encender un fuego artificial y sostenerlo sobre su cabeza, informaron las autoridades.

El Departamento de Bomberos de DC dijo que recibió una llamada a las 11:00 pm del viernes con el informe de un hombre herido por fuegos artificiales en la cuadra 800 de Jefferson Street NW, a pocas cuadras de la avenida Illinois en el vecindario de Brightwood Park.

Una investigación inicial, manejada por autoridades, indica que el hombre estaba “sosteniendo un fuego artificial de mortero hecho comercialmente sobre su cabeza cuando la base del fuego artificial se expulsó hacia abajo después de encenderse”.

El hombre sufrió heridas en la cabeza y en la parte superior del cuerpo. Fue llevado a un hospital donde fue declarado muerto, de acuerdo con la policía de DC.

La víctima fue identificada como José Tony Álvarez Umanzor, de 33 años, del noroeste de Washington.

Twitter

Tuit

Los bomberos de DC dijeron en un mensaje de Twitter que el tipo de fuegos artificiales que tenía la víctima es ilegal en el Distrito. Le recordaron al público que evite manipular estos pirotécnicos para mantenerse a salvo.

Esta muerte es el segundo incidente trágico con fuegos artificiales en los últimos días en la ciudad.

Un niño de nueve años perdió un dedo cuando él y un hermano estaban jugando con fuegos artificiales que encontraron dentro de su apartamento, dijo la policía el miércoles. El jefe de policía de DC, Peter Newsham, comentó que el incidente fue “algo con lo que tendrá que vivir el resto de su vida”.

Los dos jóvenes se habían quedado solos en una casa en la cuadra 4500 de Third Street SE, a pocas cuadras de Livingston Road SE, en el vecindario de Bellevue.

La policía estaba investigando cómo el niño consiguió los fuegos artificiales, y un adulto enfrenta un cargo de crueldad de primer grado hacia los niños en el incidente.

Este año ha habido un aumento en el uso de fuegos artificiales en la región de DC.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Fuente: The Washington Post.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS