Aunque autoridades de la salud de Estados Unidos hacen todo lo que esté a su alcance para impedir un mayor avance del coronavirus, en centros de detención de ICE se denuncia todo lo contrario. Así lo hicieron los reclusos de un centro ubicado en Farmville, Virginia, el cual vio un aumento de más del 1.000% en las últimas semanas.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos señaló a la cadena Telemundo que para el 11 de junio el sitio registraba 13 casos positivos de COVID-19; sin embargo, el traslado de 74 inmigrantes desde Florida y Arizona a este lugar empeoró la situación. Para el día 22 del pasado mes, 47 de los trasladados se contagiaron con el virus.

Según ICE, el grupo de detenidos había estado aislado del resto una vez fue trasladado; sin embargo, reos señalaron a Telemundo que el hecho no fue así, y que el distanciamiento social que tanto recomiendan expertos de la salud en todo el mundo no encuentra sitio dentro del centro.

“Supuestamente Estados Unidos es un país que pelea por los derechos de otros, pero aquí adentro todo es diferente”, indicó a la fuente Bayron Pérez, quien estuvo recluido en Farmville. Una vez fuera del sitio y sometido a una prueba para descartar la enfermedad, dio positivo.

Autoridades del estado han manifestado su preocupación sobre lo que ahí se vive. Telemundo se contactó con el gobernador Ralph Northam, quien expresó su molestia por el hecho e hizo un llamado a las autoridades federales para responder con mayor efectividad a la pandemia en los centros de detención. Asimismo, puso a disposición a miembros del Departamento de Salud a Farmville para aumentar el número de pruebas en el centro ICE.

Por su parte, los senadores Tim Kaine y Mark Warner pidieron a ICE frenar los traslados de inmigrantes durante la pandemia.

Para la fecha, el estado de Virginia registra 65 mil 191 casos de coronavirus en la entidad y mil 832 muertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *