Se espera que este viernes 24 de julio reabra el Zoológico Nacional ubicado en Washington DC, una actividad que también permitirá abrir sus puertas al Centre Steven F. Udvar-Hazy del Museo Nacional del Aire y del Espacio.

Así lo confirmó este lunes el Instituto Smithsonian.

De acuerdo con lo señalado por el instituto a través de un comunicado, el Zoológico realizó cambios “para proveer una experiencia segura para los visitantes, el personal y los animales” frente a la pandemia del COVID-19.

El Zoológico verá limitar el ingreso de personas y aquellos interesados en visitar el sitio deberán reservar previamente su entrada.

Los encargados anunciaron que contarán con estaciones de desinfectante para manos. Entre sus medidas señalaron que toda persona mayor a seis años deberá usar tapabocas y mantener el distanciamiento social recomendado por expertos en salud.

El Zoológico Nacional abrirá sus puertas desde las 8am hasta las 4pm.

El sábado 27 de junio, el zoológico de Maryland recibió visitantes nuevamente, cuando reabrió con precauciones establecidas tanto para los asistentes como para leones, tigres, chimpancés y nutrias que ahí viven, reseñó The Washington Post.

Después de meses de estar encerrados por la pandemia, los visitantes, quienes llevaban mascarillas, volvieron a mirar a los animales en Druid Hill Park. Casi 2 mil 100 personas adquirieron entradas en línea para hacer una visita el sábado.

“El primer día, los pingüinos estaban todos alineados contra el cristal (…) Los chimpancés también estaban alineados. Creo que los visitantes les ofrecen un poco de entretenimiento”, dijo la portavoz del zoológico, Claire Aubel.

El proceso de reapertura exigió cambios en los procedimientos del zoológico, cerrado a mediados de marzo después de que el gobernador Larry Hogan prohibió grandes reuniones para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Los invitados debían registrarse en línea y adquirir entradas programadas, para que el zoológico pudiera mantener la capacidad al 50% como parte de la Fase 2 del plan de reapertura de Baltimore.

Se alentó el uso de mascarillas, pero no se exigió su uso excepto en ciertos puntos donde las multitudes tendían a agruparse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *