Este lunes, el gobernador de Virginia, Ralph Northam, anunció $4 millones en fondos que serán destinados a la Corporación de Servicios Legales de la entidad. La cantidad servirá como apoyo a un grupo de 20 abogados de asistencia legal que se encargará de prestar sus servicios a los ciudadanos del estado que enfrenten la posibilidad de ser desalojados en los próximos dos años.

Del total, dos millones llegaron como una donación por parte de IKE US Community Foundation. Los otros dos millones provienen del fondo de desgravación del COVID-19 en la entidad, anunció ABC.

En rueda de prensa, Northam, indicó que “no hay buen momento para que una familia pierda su hogar, pero una pandemia es el peor momento”.

A su juicio, la asistencia social de este tipo podría marcar la diferencia para evitar incontables desalojos en Virginia. De acuerdo con sus datos, el 72% de las familias que acceden a la asistencia social no logran un resultado positivo.

Acciones de este tipo se incrementaron con el inicio de la pandemia del coronavirus. Según ABC, solamente entre mediados de julio y agosto se registraron unos 10 mil casos de desalojos en la entidad.

Poco más de tres mil hogares en Virginia han contado con el programa de alivio Virginia Rent and Mortage, el cual fue establecido a finales del mes de junio. Del total, más de la mitad son familias con niños.

Según Virginia Poverty Law Center, se presume que el estado podría alcanzar los 200 mil casos de desalojo a final de año.

A mediados de agosto, el gobierno del condado de Loudoun, en Virginia, habilitó una solicitud en línea para acceder al programa de asistencia de alquiler, que ayuda a los hogares dentro de la jurisdicción afectados económicamente por la pandemia del COVID-19.

La aplicación en línea permite a los solicitantes usar una computadora, tableta o teléfono móvil para completar realizar su trámite, incluso cargar la documentación de elegibilidad.

Los términos del programa incluyen:

-Elegibilidad según los ingresos basada en el tamaño del hogar, para personas que ganan hasta el 80% del ingreso medio del área ($79 mil 600 para una familia de cuatro).

-Pagos directos hechos a propietarios o compañías de administración de propiedades, en nombre de los residentes que califican para el programa.

-Dependiendo de la disponibilidad de fondos, el programa brinda asistencia para el alquiler por hasta seis meses.

-Los residentes deben estar al día en sus pagos de alquiler al 31 de marzo de 2020.

-El programa continuará mientras la declaración de emergencia local esté en vigor y haya fondos disponibles.