Las Escuelas Públicas de Arlington, en Virginia, devolverán a un selecto grupo de estudiantes a las aulas para el aprendizaje en persona a partir del próximo mes, después de decisiones similares esta semana por otros sistemas importantes de escuelas públicas en el norte del estado.

Arlington, que atiende a 28 mil estudiantes, permitirá que unos 300 alumnos con discapacidad comiencen a aprender en edificios escolares cuatro días a la semana, de martes a viernes, a mediados o finales de octubre, según una presentación que dará el Superintendente Francisco Durán a la junta escolar el jueves por la noche.

Los funcionarios del condado Arlington indicaron que los estudiantes con discapacidades han luchado más que los compañeros no discapacitados para participar en la escuela en línea.

“Estos estudiantes requieren un apoyo significativo por adultos para acceder a la instrucción de aprendizaje a distancia”, se lee en la presentación. Cuando este grupo regrese a las aulas el próximo mes, “continuarán recibiendo instrucción de sus maestros a través del aprendizaje a distancia, pero tendrán personal [Escuelas Públicas de Arlington] para ayudar a acceder a la instrucción”.

La presentación también describe los planes para devolver otras cohortes de estudiantes a las aulas hasta finales de 2020. A principios y mediados de noviembre, Arlington tiene la intención de hacer volver a aproximadamente 18 mil estudiantes de inglés, estudiantes de carrera y educación técnica, y prekindergarten a través de estudiantes de tercer grado, así como estudiantes que “tienen dificultades para acceder y mantener la participación en el aprendizaje a distancia” – a las aulas durante dos días de instrucción por semana.

A principios de diciembre, la división escolar espera devolver a 10 mil estudiantes más a las aulas “cuyas familias indican una preferencia por el aprendizaje en persona a través del modelo híbrido”, según la presentación. Este grupo, que abarca todos los niveles de grado, también asistirá a dos días de aprendizaje en persona cada semana.

Todas las familias pueden continuar únicamente con el aprendizaje remoto si así lo desean.

Las juntas escolares de las Escuelas Públicas del Condado de Loudoun y las Escuelas Públicas del Condado de Fairfax votaron el martes por la noche para aprobar planes similares para devolver pequeñas cohortes de estudiantes a las aulas durante las próximas seis semanas. En Arlington, la junta escolar no votó sobre el plan de regreso a la escuela porque se está llevando a cabo como una “decisión de operaciones”, según el portavoz Frank Bellavia.

Nota tomada y traducida de The Washington Post