Foto: Peter Hermann/The Washington Post.

Un jugador de fútbol de alto nivel de la Universidad de Georgetown fue arrestado con una orden judicial en la que se le acusa de presuntamente matar a tiros a un hombre en julio, en el vecindario de Petworth, al noroeste de Washington DC, según las autoridades policiales.

Dijon Williams, de 21 años, fue arrestado la noche del lunes en una residencia privada en el condado de Gwinnett, Georgia, según la oficina de Alguaciles de Estados Unidos.

La policía de DC confirmó que Williams era buscado por cargos de asesinato en primer grado por el homicidio de Nurudeen Thomas, de 30 años, de Greenbelt, Maryland.

Thomas recibió un disparo poco después de las 5:00 am del 21 de julio, en la cuadra 4100 de 14th Street NW. Un informe policial señala que recibió un disparo en la cadera y murió en un hospital. Las autoridades no han difundido detalles adicionales.

La familia de Williams no pudo ser contactada de inmediato para hacer comentarios. No estaba claro si había contratado un abogado.

La Universidad de Georgetown emitió un comunicado el martes en el que informó que la escuela se enteró de los cargos contra Williams anoche. “Mientras trabajamos para obtener más información, cooperaremos plenamente con cualquier investigación y estamos preparados para ofrecer recursos a los miembros de nuestra comunidad que puedan verse afectados por esta noticia”, se lee en la nota.

La institución agregó que Williams, un receptor que jugó en cinco juegos en su tercer año, fue suspendido bajo el código de conducta de la escuela.

Georgetown pospuso su temporada de fútbol en julio debido a la pandemia del coronavirus, y solo una pequeña cantidad de estudiantes están en el campus. Williams participó en 10 juegos como estudiante de primer año, se perdió su temporada de segundo año debido a una lesión y jugó en cinco juegos como junior.

Asistió a Miller Grove High School en Lithonia, Georgia, una ciudad a unas 20 millas al este de Atlanta, donde en su último año fue titular y capitán del equipo de fútbol.

El sospechoso quedó detenido en Georgia en espera de su extradición al Distrito.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Fuente: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *