Cumplimos un mes resaltando individuos que están marcando la diferencia con su trabajo a favor de la comunidad hispana del área metropolitana de Washington que incluye al Distrito de Columbia, Maryland y Virginia. Esta es la cuarta semana en que publicamos nuestra lista de los héroes de la pandemia, quienes han sido nominados por miembros de la comunidad.

Pasión, comprensión y entrega, son varias de las cualidades que este grupo de mujeres y hombres resaltan. Nuestra lista de héroes de esta semana incluye voluntarios, emprendedores y funcionarios de organizaciones locales, entre otros.

Con humildad, ellos reflexionan acerca de lo que se necesita para ser un héroe en estos tiempos difíciles y ofrecen consejos sencillos para que todos nos sumemos a su cruzada heroica.

Esta lista es testimonio de la energía del DMV en tiempos de pandemia. A pesar de las adversidades, decenas de miles de personas que trabajan en puestos clave para el funcionamiento de nuestra sociedad continúan siendo los héroes de esta emergencia sanitaria. En reconocimiento al compromiso de estos héroes, El Tiempo Latino presenta a los “Héroes Hispanos del COVID-19”.

Las nominaciones están abiertas y cualquiera puede nominar a alguien que haya trabajado por la comunidad visitando: eltiempolatino.com/heroes.

A pesar de que el nombre hace referencia a héroes hispanos, este programa busca reconocer a todo aquel -hispano o no- que haya realizado una labor positiva a favor de la comunidad latina local durante la pandemia.

En estas páginas encontrará la cuarta entrega con diez héroes. Seguiremos publicándolos en las próximas ediciones. Los héroes no están listados en orden alfabético ni en el orden en que han sido nominados. Para más información sobre este programa envíe un correo electrónico a: events@eltiempolatino.com.

David Díaz

Chief of Staff, Greater Washington Hispanic Chamber of Commerce



“Para ser un héroe en estos momentos difíciles se necesita motivación, deseo y pasión. Creo que todos son héroes por derecho propio, pero estoy agradecido con ETL por este reconocimiento. Como Jefe de Personal de la Cámara de Comercio Hispana del Gran Washington, nuestra misión es trabajar aún más duro para la comunidad minoritaria y sus negocios, ya sean grandes o pequeños. Al donar tiempo, ayudar a quienes lo necesitan y al brindar información y recursos a nuestra comunidad de pequeñas empresas, estamos expandiendo nuestro alcance para ser algo más que una simple organización.

Me sorprende la cantidad de cosas que podemos hacer para ayudar a otros mientras tratamos de unificar la comunidad y sobrevivir a esta pandemia. Todos los días usted puede marcar la diferencia simplemente comunicándose con sus organizaciones locales y preguntándoles cómo puede ayudar. Puede servir y ayudar a distribuir alimentos, puede ser intérprete, compartir información y más. Eso para mí lo convierte a usted en un héroe. Entonces, mientras continuamos nuestra lucha para superar el COVID-19, sea un héroe, use sus máscaras, practique la distancia social y recuerde que todos estamos juntos en esto”.

Milagro Flores

Fundadora y coordinadora, Grupo Mujer Fuerza y Coraje

“Para mí es un placer y honor poder servir a mi comunidad en capacidad de voluntaria, en cualquier área en la que yo pueda ayudar. Lo hago con mucho amor y pasión.

Para ser héroe se necesita mucho más que querer ayudar… se requiere de mucho amor, paciencia y humildad, para poder entender y comprender las situaciones difíciles que enfrenta nuestra comunidad. En especial, en medio de esta pandemia mundial, que nos lleva a ser una fuente de ayuda positiva y no ser jueces durante la adversidad.

Hacer las cosas con mucho amor y pasión es la clave del éxito en este bello recorrido de la vida, y yo estoy agradecida porque se me ha permitido ser una fuente de bendición para muchos. El que ama y tiene pasión por lo que hace nunca lo ve como trabajo, sino como una plataforma donde pueden exponer lo mejor de ellos y así motivar a otros a caminar a su lado, apoyándonos unos a otros.

Todos tenemos un héroe dentro de nosotros, solo hay que buscar la oportunidad para dejarlo actuar, y hoy es una gran oportunidad para hacerlo. La necesidad se ha incrementado a pasos agigantados y nuestra comunidad está pidiendo a gritos de una mano amiga dispuesta a ayudar. Podemos comenzar con pequeños cambios, ayudando a nuestros vecinos y motivar a nuestros familiares a preguntar a sus amigos si están bien. Hay una frase que nunca debemos olvidar: ¿Hay algo en lo que te puedo ayudar?

Recoger alimentos de los centros de donaciones y llevarlos a las casas de los más vulnerables, es una forma muy eficaz de ayudar. Es muy importante motivar a la población a seguir las reglas de salubridad y no tener miedo a hacerse las pruebas de COVID-19. También puede crear redes de apoyo y grupos informativos.

Estos son tiempos difíciles para todos, pero tenemos la certeza que vendrán días mejores, solo hay que mantenernos firmes, fuertes, unidos y siempre con mucha fe y esperanza de un mejor porvenir”.

Michelle Altman, RN, MSN, MBA

Directora de Atención al Paciente, Virginia Hospital Center



“Estoy muy orgullosa de ser una enfermera registrada durante los últimos 20 años. Mi trabajo siempre ha incluido el servicio público y ahora más que nunca estamos sirviendo a la comunidad. Soy latina y estoy muy orgullosa de mi herencia. Hablo español con fluidez y siempre me ha ayudado a conectarme con los pacientes de una manera que otros no pueden. Actualmente soy la directora de Atención al Paciente de 2 clínicas que pertenecen al Virginia Hospital Center y atienden a pacientes de bajos ingresos sin seguro. El 75% de estos pacientes son hispanos / latinos. Si no fuera por los servicios en estas clínicas, estos pacientes no tendrían muchas opciones de atención médica.

Ser un héroe es enfrentar la adversidad y los tiempos desafiantes cuando otros no pueden. Significa correr hacia el fuego cuando todos los demás están huyendo. Nos sobreponemos a los desafíos, dejamos de lado nuestras propias necesidades y deseos y hacemos todo lo posible para ayudar a los demás. Para ser un héroe debemos ser fuertes. Creemos en el bien de cada persona y en cada situación. Debemos aceptar y comprender la situación y hacer todo lo posible para apoyar y ayudar a otros que no pueden ayudarse a sí mismos.

La forma en que otros pueden ser héroes durante este tiempo es mirar hacia adentro y ver cómo pueden ayudar. ¿Tiene algún talento o servicio que pueda ofrecer? Si cose o teje, podría hacer mantas para familias con bebés recién nacidos que las necesiten. ¿Tiene recursos económicos para donar dinero a una organización que está ayudando a quienes están sin trabajo? Si es un latino bilingüe y desea ayudar, ofrezca sus servicios a las muchas organizaciones que trabajan con hispanohablantes y necesitan ayuda con la traducción. Descubra cuál es su fortaleza y compártala. Los héroes hacen lo correcto; siga las pautas y manténgase a usted y a los demás seguros”.

Kim Greenfield Alfonso

CEO y cofundadora, Results One LLC



“Para ser un héroe se necesita compasión, cariño y preocupación por otras personas necesitadas. Es un acto de bondad cuando reconoces una necesidad y luego tomas medidas para ayudar a alguien. Un héroe es alguien que echa una mano y apoya a los miembros de la comunidad. Como nativa de Washington de cuarta generación, sentí que tenía que hacer algo, algo que ayudara a las familias latinas en DC a vivir más fácilmente durante la pandemia.

Todos podemos ser héroes levantando una mano, compartiendo nuestros recursos, deteniéndonos para ayudar a alguien y acercándonos a los necesitados. Un héroe es cualquier persona que realmente tiene la intención de mejorar la vida de otra persona. Si todos hicieran un solo acto de bondad durante esta pandemia por alguien necesitado, ¡todos seríamos héroes y haríamos la diferencia! ¡Este momento difícil requiere y necesita héroes y los héroes pueden ser cualquiera! Comparto con ustedes una de mis citas favoritas: ‘Haz tu poquito de bien donde estás; son esas pequeñas cosas buenas juntas que abruman al mundo’, Desmond Tutu”.

Carmen y Joe Camacho

VP / presidente y dueños, Bud Miller Associates Inc.



“De ninguna manera nos consideramos héroes. Nosotros vimos cómo la pandemia de COVID-19 creó desafíos sanitarios y económicos sin precedentes, especialmente para los más vulnerables de nuestra comunidad.

Mi hijo murió hace 22 meses, y su lema solía ser ‘hacer lo correcto’, así que nos involucramos en la distribución de alimentos para honrar su memoria. Cada uno de nosotros puede tomar decisiones y actuar para tener un impacto positivo en nuestras comunidades”.

Katina Rojas Nazario-Joy

Enlace latino, Oficina de la Ejecutiva del Condado Prince George’s, MD

“Durante el COVID-19, todos nos esforzamos para enfrentar el desafío sin precedentes planteado por la pandemia y exhibimos un liderazgo enfocado y orientado al valor. Como resultado, un equipo comprometido de líderes se aseguró de que nuestra comunidad tuviera acceso a pruebas, alimentos y servicios gubernamentales.

Trabajo para una administración que está comprometida con nuestras comunidades vulnerables y me dieron la libertad y el apoyo que necesitaba para satisfacer las necesidades inmediatas de nuestras comunidades de inmigrantes. En marzo, sospeché que el COVID-19 daría lugar a una inseguridad alimentaria a gran escala dada mi experiencia en Puerto Rico durante el huracán María y también sabía que la única organización de ayuda internacional que podía manejar la logística en torno a la entrega de alimentos de emergencia era World Central Kitchen.

Nuestra oficina codificó una asociación que resultó en la distribución de más de ciento cincuenta mil comidas en un período de seis meses en todo el condado.

El acto más heroico que todos podemos realizar es estar cerca de nuestras comunidades más vulnerables y reconocer que la falta de una red de seguridad, en este caso, no fue culpa suya. Después de todo, ‘la crisis obliga a compartir propósitos entre sí’”.

Osmán Milla

Activista / voluntario

“Toda buena historia necesita su héroe, y en la historia que se desarrolla en nuestro planeta en este momento, nuestros héroes son, por supuesto, los trabajadores esenciales: empleados en la industria de la salud, conductores de reparto, choferes de autobuses y trenes, y aquellos que trabajan en los supermercados y la distribución de alimentos. Estas son las personas que mantienen todo en marcha y ahora mismo arriesgan su salud y seguridad todos los días para hacerlo.

Uno de mis desafíos cuando vine a los Estados Unidos fue terminar mi educación. Vine a este país con una educación de sexto grado. Una de las razones por las que tuve una educación baja fue porque no tenía oportunidades en Honduras. Quería terminar mi educación aquí en los Estados Unidos. Sobreviví tanto, que no tener nada para comer fue básicamente mi experiencia diaria.

Ser un héroe es algo que vino a mí de forma natural. Tuve una vida difícil viviendo en Honduras cuando era un niño y esa experiencia me enseñó a ayudar a los demás. Creo que todos somos héroes, todos habíamos ayudado a alguien en nuestro camino. Cuando ayudo a alguien, no espero recibir un favor de esa persona. Me siento tan bendecido por Dios y puedo ver cómo las cosas me favorecen. Debemos dar muestras de aprecio a la gente y tratar de tener un mundo mejor. No puedo cambiar el mundo, pero ayudando a una persona puedo cambiar su vida”.

Lidia Rivas

Organizadora de educación, CASA



“Para ser un héroe hay que tener conciencia y amor hacia uno mismo y hacia los demás, ser fuertes y sentir esa alegría de apoyar a otros en esta difícil situación nunca antes vista. Estamos en este mundo por una razón y deberíamos todos sentir el dolor que experimentan otros, apoyándonos humildemente sin pensar en recibir aplausos o medallas; sino más bien dejando ejemplos de solidaridad y amor a las nuevas generaciones”.

Michael J. Fallon

Voluntario



“Me sentí triste cuando me enteré de la situación en la que se encontraba la gente, restringida a sus apartamentos e incapaz de hacer muchas de las cosas que uno da por sentado. Vi la oportunidad de ayudar en mi comunidad, de una manera muy directa, y me sentí obligado a hacerlo. Fue muy gratificante trabajar con los otros voluntarios para distribuir las comidas, especialmente cuando los residentes expresaron su gratitud por haber venido a ayudarlos. Fue genial trabajar con muchos otros, y la energía entusiasta que generamos fue contagiosa; una buena infección para propagar”.