Aunque el calendario tiene en el 3 de noviembre una fecha clave para la política estadounidense con las elecciones presidenciales como cita, la pandemia del coronavirus llevó a millones de personas a ejercer su derecho al voto de forma anticipada, bien sea por correo como de manera presencial.

Esta última opción arrancó este lunes en Maryland, donde largas filas marcaron la primera de las ocho jornadas consecutivas que se celebrarán entre 7am y 8pm.

NBC reportó que desde primera hora, decenas de personas se concentraron en distintos centros de votación del estado para elegir al próximo presidente del país, una lucha que mide al actual mandatario, Donald Trump, y al ex vicepresidente Joe Biden.

La Universidad Estatal Morgan, el Silver Spring Civic Center y la Universidad de Maryland fueron algunos de los muchos centros que vieron a grandes cantidades de personas aprovechando la opción para evitar salir a las calles el 3 de noviembre y evitar así la propagación de la pandemia.

Encuestas

Una nueva encuesta de CBS News muestra al demócrata Joe Biden liderando al presidente Donald Trump entre los probables votantes en Wisconsin, mientras que la carrera en Arizona es más pareja.

Trump ganó Wisconsin por un margen delgado en 2016 y navegó a la victoria en Arizona ante Hillary Clinton; las campañas están trabajando para cortejar a los votantes en ambos estados con el día de las elecciones a poco más de dos semanas de distancia.

Biden gana el apoyo del 51 por ciento de los probables votantes en Wisconsin, según la nueva encuesta, mientras que Trump está respaldado por el 46 por ciento. En Arizona, Biden toma el 50 por ciento entre los probables votantes en comparación con el 47 por ciento para Trump.

Las encuestas se realizaron del 13 al 16 de octubre y tienen un margen de error de más o menos 3,5 puntos porcentuales para los resultados de Wisconsin y 4,1 puntos porcentuales para Arizona.

En particular, mientras que Trump y su campaña han estado llevando a casa el mensaje de que está mejor preparado para combatir la pandemia de coronavirus, la encuesta muestra que la mayoría de los probables votantes en ambos estados creen que Biden haría un mejor trabajo manejando la crisis.

Trump está siguiendo a Biden en las encuestas, rezagado gravemente en la recaudación de fondos y perdiendo los avales de algunos republicanos prominentes e incluso ex ayudantes.

Pero queda un marcador por el que Trump cree que su campaña está mostrando su verdadera vitalidad en el tramo local y demostrando por qué puede volver a ganar el 3 de noviembre: tamaño de la multitud.