COMPARTE

De nuevo está en boga el cliché de que estas son las elecciones más trascendentales, aunque para los latinos esta vez eso será así. Este tres de noviembre tendrán la oportunidad de inclinar la balanza y en eso están trabajando activistas, entre ellas organizaciones nacionales como The Latinx House y su iniciativa She Se Puede.

Mónica Ramírez, una de sus cofundadoras, habló con El Tiempo Latino sobre el por qué es importante votar y cómo las latinas ahora mismo están haciendo historia. “El coronavirus a las comunidades de color nos está golpeado más duro, tenemos los números más altos en infecciones, fallecimientos y desempleo. Entre agosto y septiembre, 324 mil latinas perdieron sus trabajos, estamos en desventaja y estamos sufriendo las consecuencias. Por eso creo que en estas elecciones el coronavirus será un factor que nos movilizará a votar”, fue su reflexión.

No solo rostros muy visibles como los de Eva Longoria, América Ferrera o Zoe Saldaña han estado promocionando la importancia de votar en estas elecciones, lo mismo han hecho líderes comunitarias, estudiantiles, profesionales y las amas de casa en todo el país. Por ejemplo, la líder comunitaria Jasmín Romero, una vez que la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, en Mount Pleasant en DC ha vuelto a celebrar sus misas, ya ha subido al púlpito a pedirles a los feligreses que no se olviden de votar, que llamen a sus familiares y amigos y les hablen del poder del voto.

“Yo misma tengo siete votos fijos entre mi familia en DC. A mis parientes en Nueva York, Texas, Nueva Jersey, Maryland y California y les estoy insistiendo que rieguen la voz de que hay una mujer -Kamala Harris-, hija de inmigrantes, en la papeleta electoral y que ella nos representa a todos. Facebook y las redes sociales están permitiéndonos llegar con el mensaje a los jóvenes”, aseguró Romero, para quien “el sistema electoral en Estados Unidos es un fraude que puede contrarrestarse si las minorías salen a votar masivamente”.

El voto femenino

Buena parte de las esperanzas del poder del voto latino está sobre los hombros de las mujeres y, según Ramírez, es porque “nosotras organizamos a nuestras familias, nuestros lugares de trabajo, nuestras iglesias y nuestros centros comunitarios. También somos buenas en regar la voz y cada vez hay más latinas solteras y educadas que piensan y toman decisiones por sí mismas”.

Si el poder de las latinas no fue tan visible en anteriores elecciones es porque, entre otras razones que apunta Ramírez, no se esforzaron en llegar a nuestra comunidad, los fondos que se destinan para las campañas para registrarse no se entregan a organizaciones dirigidas por latinos.

“Esta vez será diferente porque estamos en posición de liderazgo. Incontables organizaciones como The Latinx House hemos construido nuestra propia campaña y escribimos nuestra propia historia alrededor de las elecciones. A la gente al fin le estamos informando lo que realmente importa y ellos nos están diciendo: ‘nadie antes nos dijo que nuestro voto tiene poder’. Están entendiendo que si no votan otros tomarán las decisiones en su nombre”, dijo Ramírez, quien hace poco participó en la conversación virtual “Tú historia importa”, organizado por Latino Leaders Network, una organización que trabaja para que se reconozcan los valores y las contribuciones de los hispanos en Estados Unidos.

Un eslabón más en la cadena de empoderamiento de las latinas durante estas elecciones es The Latinx House, organización no partidista, y su iniciativa She Se Puede, que concentra sus esfuerzos en investir de poder a las mujeres, ya sea en su salud, sus finanzas y sus derechos a votar.

Unos 32 millones de latinos están habilitados para votar, entre ellos millones de jóvenes que se supone están al margen de la vida política, pero Ramírez observa la importancia de este votante desde el prisma de las elecciones primarias demócratas. “Fue aleccionador el movimiento de Bernie Sanders, en su campaña hubo muchos jóvenes latinos que no solo votaron por él, sino que fueron los organizadores de su campaña en sus estados. Por donde quiera que se mire este segmento electoral está muy entusiasmado y lo valioso es que ellos están elaborando un mensaje a su medida. Esa percepción del joven latino apático al proceso electoral se va a en estas elecciones”.

El cambio también hay que hacerlo transformando la percepción que la industria del cine, los medios de comunicación y los políticos. Cuando el presidente Donald Trump lanzó su primera campaña, acusando a los mexicanos de criminales, “desencadenó una propaganda multiplicadora que retrató equivocadamente a los latinos y nosotros en vez de usar nuestro tiempo para algo más productivo tenemos que vivir corrigiendo esas mentiras”.

De allí la importancia de que los latinos se apoderen de su propia historia, porque solo ellos pueden entender sus matices. “Ya hemos visto lo peligrosos que son los estereotipos en la masacre de El Paso y todos los crímenes de odio y discriminación que pasan a diario”, asegura Ramírez. Uno de las estrategias de The Latinx House es hacerlo a través del cine.

“Esa no es una casualidad, es el resultado de muchos esfuerzos. La industria fílmica está empezando a invertir en cine afrolatino e indígena, el cambio de estereotipos latinos en el cine es lento, pero se lo ve venir”. El cine es una excelente plataforma para perpetuar o desbancar falsos modelos.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS