Al mediodía del próximo miércoles Joe Biden se convertirá en el presidente 46 de los Estados Unidos, un país cuyo principal reto será la recuperación de la crisis económica y sanitaria causada por la pandemia del COVID-19. Solo en diciembre de 2020 se perdieron unos 140 mil empleos, de los cuales 95 mil corresponden al sector privado y 45 mil al gubernamental.

Las cifras de la emergencia económica permanecen en rojo, pese a que han mejorado desde los meses de marzo y abril de 2020, cuando se produjo el mayor cierre de la economía para prevenir más contagios de coronavirus.

Joseph Leitmann-Santa Cruz, CEO y director ejecutivo de Capital Area Asset Builders (CAAB), advirtió que tanto a nivel micro como macro aún se siente el impacto negativo de los hechos ocurridos en 2020; con individuos, familias enteras y empresas afectadas.

En los próximos meses unas 40 millones de personas podrían afrontar situaciones de desalojo por no poder cumplir con los pagos de alquileres, según una investigación del Instituto Aspen; mientras tanto la cifra semanal de solicitudes de subsidios por desempleo se ubicó en 787 mil la semana que cerró el 2 de enero, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.



Infografía: El Tiempo Latino.

Desde marzo de 2020 la reapertura gradual ha permitido la recuperación de unos 12 millones de puestos de trabajo, de acuerdo con la agencia Efe; y aunque los trámites de solicitudes de beneficio por desempleo llegaron a 6,8 millones la última semana de ese mes, la disminución ha sido notable.

En total unas 5,19 millones de personas recibieron el beneficio hasta entonces. El promedio antes de la crisis sanitaria era de unas 205 mil solicitudes de subsidio a la semana.

Estados Unidos registró el mes pasado la pérdida de 498 mil puestos de trabajo solo en los sectores de esparcimiento y hotelería, los más afectados. El índice de desempleo se ubicó en 6,7% y aunque es mayor al periodo pre pandemia, ha disminuido desde que alcanzó su pico, llegando a 14,7% en abril de 2020.

Diciembre también fue un mes en el que aumentaron las remuneraciones promedio de los trabajadores, en un 0,8%; además el acumulado en 2020 llegó a 5,1%, según cifras oficiales. En cuanto a los contagios, al cierre de esta edición la Universidad Johns Hopkins cifró en 22,9 millones los casos y en 382 mil 624 las muertes por el COVID-19.

Incluso con estos datos la realidad puede ser más drástica de un hogar a otro. Joseph Leitmann-Santa Cruz explicó a El Tiempo Latino que hay personas desempleadas que han gastado todos sus ahorros o se han endeudado “por miles o decenas de miles de dólares” para cubrir los gastos de alguna enfermedad.

“La situación no ha sido beneficiada por las políticas públicas de la Administración saliente”, señaló el CEO de Capital Area Asset Builders (CAAB). A su juicio, hay residentes que no podrán salir de la crisis financiera por un largo tiempo. En otra perspectiva, Iván Peña Neder, presidente nacional de México Republicano, considera que el gobierno de Donald Trump ha distribuido dinero de forma hábil con el fin de que la economía se mantenga operativa y evitar un cierre general.

Plano político

Después de una semana agitada en Washington DC con el asalto al Capitolio, se despejaron las dudas sobre la Inauguración de la Administración de Biden, el 20 de enero. Las denuncias de presunto fraude por parte de Trump no prosperaron en los tribunales; y los resultados electorales superaron todos los pasos de certificación para dar la victoria al próximo mandatario.

La investidura, tradicionalmente designada como un evento de máxima seguridad, se llevará a cabo en medio de la mayor crisis política en la historia reciente del país. La fallida insurrección, que pretendía frenar la certificación de los resultados electorales, ha venido a complicar aún más el complejo panorama que enfrentará Biden cuando asuma las riendas del gobierno.



POLÍTICA. Para el analista político Iván Peña, Trump seguirá presente en la política estadounidense. | Foto: Efe.

Aunque Trump se niega a reconocer su derrota e insiste en una trama en su contra, prometió que la transición en la Casa Blanca será de forma pacífica. Pero adelantó que se ausentará de la juramentación del líder demócrata.

El mandatario saliente enfrenta un nuevo proceso de juicio político, por parte del Congreso, que podría sacarlo del poder días antes de vencer su mandato. Se le acusa de “incitación a la insurrección” por la toma del Capitolio.

Por su parte, Iván Peña, quien dirige México Republicano, una organización para apoyar y aproximarse al Partido Republicano, con foco en los mexicanos con doble nacionalidad o familiares en Estados Unidos, consideró que Trump quedará como un “referente político de enorme importancia” en el futuro.

A juicio de Peña, Trump mantendrá una representación política en todos los niveles. “La polarización va a bajar, no en el discurso pero sí en la realidad. Vamos a encontrar a un Biden muy agotado y a un Trump muy presente”, señaló.

Alto simbolismo patriótico

Se espera la participación de los expresidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama, y sus respectivas parejas, quienes además acompañarán a Biden al Cementerio de Arlington para depositar una ofrenda en la Tumba del Soldado Desconocido, en honor a los caídos en combate.

Se trata de un acto revestido de patriotismo y pensado para demostrar que, en medio de la crisis, siempre hay espacio para trabajo bipartidista.

A lo largo y ancho del “Mall”, una zona verde entre el Capitolio y el monumento a Washington, también se colocarán cerca de 191 mil 500 banderas estadounidenses de distintos tamaños y 56 “columnas de luz”, una por cada uno de los estados y territorios, según los organizadores.

Este denominado “Campo de Banderas” , que tiene el propósito de impedir la congregación de personas en el área, representará a quienes no pueden viajar a Washington y permitirá que millones de personas lo disfruten en sus hogares.

La investidura también contará con la participación de latinos en distintos actos, según explicó a El Tiempo Latino una fuente del Comité de Investidura Presidencial, que pidió el anonimato porque los organizadores no han finalizado la planificación.



CAMBIOS. Biden prevé dar marcha atrás a muchas de las políticas de la Administración saliente. | Foto: Efe.

Próximo paquete de estímulo

Joseph Leitmann-Santa Cruz, experto en economía y finanzas, planteó la necesidad de un nuevo paquete de alivio económico para atender a las personas más afectadas y que a su vez no han sido beneficiadas por ninguna política pública de la Administración saliente.

La medida debería gestarse en el Congreso, como es usual, y apuntar a una mayor liquidez en la economía nacional y local. “Eso será dinero que al recibirlo las personas lo gastan, lo cual puede generar producción industrial, comercial y que los pequeños negocios crezcan”.

El analista espera ver un crecimiento económico, pero añadió que debe haber un control sobre la inflación por parte de la Reserva Federal, pues de lo contrario cualquier ganancia podría ser borrada. Adicionalmente abogó por que cada individuo, sin importar estatus migratorio pero que aporte a la economía, reciba dinero del programa de alivio; lo cual no ocurrió en 2020.

Señaló que en casi 12 millones de personas sin un estatus migratorio oficial estarían excluidas de recibir un cheque de estímulo. Desde su perspectiva, dichos pagos deberían ser de mínimo $ 2 mil por cada residente mayor de 18 años y mínimo de $ 1 mil por cada niño en el hogar.

A finales de 2020 tanto el presidente Trump como los demócratas en el Congreso abogaron para aumentar los recientes cheques de estímulo, de $ 600 mil a $ 2 mil, pero las presiones no lograron persuadir al líder de la mayoría republicana en el Senado en ese entonces, Mitch McConnell.



MEDIDAS. Biden ha abogado por cheques de estímulo de $ 2 mil. | Foto: Efe.

En un tuit publicado el 10 de enero, Biden expresó: “$ 600 simplemente no es suficiente cuando tienes que elegir entre pagar el alquiler o poner comida en la mesa. Necesitamos cheques de estímulo de $ 2 mil”.

Twitter

Tuit

El segundo y más reciente paquete de alivio aprobado surgió de una propuesta de un grupo de legisladores moderados en el Congreso, debido a que los demócratas y republicanos no alcanzaron un acuerdo a tiempo. Trump firmó el 27 de diciembre la propuesta legislativa que incluyó $ 900 mil millones de ayuda económica y 1,4 billones para financiar al gobierno hasta septiembre de 2021.

El alivio incluyó $ 325 mil millones en ayuda para las empresas, de los cuales $ 275 mil millones se dirigen al pago de nóminas; 82 mil millones en fondos para las escuelas y cupones de comida; 45 mil millones para el transporte público; un subsidio por desempleo de $ 300 semanales, y apoyo para arrendatarios y el proceso de vacunación.

Con la nueva Administración de la Casa Blanca hay perspectivas de un tercer paquete mucho más amplio. Biden contará con una mayoría en la Cámara de Representantes y la mitad del Senado a su favor, donde las votaciones podrán ser desempatadas con el voto de la vicepresidenta electa, Kamala Harris.

Propuesta tributaria

Biden planteó durante la campaña una reforma fiscal para financiar sus planes. La nueva Administración buscará subir el impuesto de sociedades para empresas, aumentar tasas de pago por rendimiento de capital e incrementar los aranceles a la renta a personas que ganan más de $ 400 mil al año, señaló anteriormente para El Tiempo Latino Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis SV.

El CEO de CAAB, Leitmann-Santa Cruz, tiene dudas sobre el paquete tributario de Biden. Criticó que cuando los demócratas han controlado la Casa Blanca junto con el Congreso no han obtenido un buen récord de beneficios tributarios. Sin embargo, prevé que enfoquen los cambios con el fin de dar mayores créditos o beneficios a las familias de escasos o moderados recursos.

“Espero que cuando ya sea presidente, Biden continúe enfocándose de manera proactiva y agresiva para el beneficio de derrumbar esos muros racistas que no han permitido que tantas personas, más que todo afroamericanas, latinas y otras minorías, puedan alcanzar el sueño americano”.

Con información de María Peña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.