Guardia
PRECAUCIÓN. Funcionarios de la Guardia Nacional mientras custodian el Capitolio de Estados Unidos, luego de los hechos del 6 de enero. | Foto: Efe.

Con el anuncio de que “la amenaza externa ha concluido. Vuelvan a sus operaciones normales”, la policía del Capitolio confirmó que la calma volvió a predominar en las áreas del edificio gubernamental luego de un incendio cerca de la zona que obligó a poner pausa al ensayo de la inauguración del gobierno del demócrata Joe Biden.

El fuego se apoderó de la tienda de campaña de una persona sin hogar, obligando a los funcionarios a detener momentáneamente las actividades planificadas antes de que el ex vicepresidente asuma al frente de Estados Unidos el próximo miércoles.

Sin embargo, el departamento de bomberos del Distrito de Columbia informó que el incendio fue “rápidamente extinguido”.

Hechos

Este lunes se emitió una alerta de “amenaza de seguridad externa” en el Capitolio de Estados Unidos, debido a una explosión debajo de un puente que provocó un pequeño incendio a unas cuadras del edificio, según reseñó The Washington Post.

La policía del Capitolio pidió a quienes se encontraban en la sede buscar refugio en un lugar seguro al conocerse el hecho. Sin embargo, poco después el Servicio Secreto confirmó la extinción del incendio e informó que el lugar era seguro.

En la alerta inicial de la policía se lee: “Se produjo una pequeña explosión debajo del puente en la I-295 en las calles First y F SE (…) El incidente ha sido contenido, sin embargo, el personal y otras personas deben continuar evitando venir al área del Capitol Complex hasta nuevo aviso. El Capitol Complex está actualmente cerrado. Se aconseja a todo el personal que permanezca en el interior y alejado de ventanas y puertas”.

Trascendió que el humo del incendio podía verse desde el Congreso, donde Joe Biden, mandatario electo, se juramentará para convertirse en el presidente 46 de Estados Unidos este miércoles.

No hubo heridos por el incendio, informó el servicio de Bomberos de DC.