El 14 de enero, el Comité de Vacuna Completa (CVC) organizó una reunión pública sobre la vacuna contra el COVID-19. La primera reunión virtual del año 2021, transmitida en Facebook y YouTube, se llevó a cabo completamente en español.

El miembro de la Junta del Condado de Arlington, Takis Karantonis, inició la reunión recalcando que “la pandemia está en su peor momento, desde el punto de vista de casos, infecciones, e incluso de víctimas”.

Con 70 nuevos casos registrados el martes 19 de enero, el condado de Arlington sumó un total de 10 mil 860 infecciones.

En el caso de la población hispana en esa jurisdicción, esta se ve desproporcionadamente afectada por el COVID-19. En el condado los latinos representan un 16% de la población, pero de acuerdo a las estadísticas recopiladas por las autoridades, el 30% de casos de COVID-19 en Arlington se presentan en nuestra comunidad.

Prioridad: Garantizar la distribución

Dos vacunas -Pfizer BioNTech y Moderna- han sido aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP). Ambas tienen el mismo propósito de obligar al sistema inmunológico a producir anticuerpos contra el COVID-19.

El estado de Virginia está recibiendo 111 mil dosis de vacunas cada semana y 3 mil de esas dosis se distribuyen semanalmente al condado de Arlington.

Las vacunas no están disponibles para el público general todavía, pues Arlington está siguiendo un régimen similar al de sus condados vecinos, lo cual garantiza que los que más necesitan y están en mayor riesgo reciban la inmunización primero.

“La prioridad principal del gobierno del condado es garantizar una distribución rápida, eficiente y equitativa de las vacunas contra el COVID-19”, dijo a El Tiempo Latino por medio de un correo electrónico el presidente de la junta del condado de Arlington, Matt de Ferranti.

Karantonis afirmó que “Poco a poco, pero a un paso firme, llegaremos a la población general”.

Comité de Vacunación Completa

La residente de Arlington Gabriela Uro, quien el año pasado se desempeñó como miembro del Comité de Conteo Completo para el Censo, compartió sus tres propósitos al formar parte del CVC: mantener a la comunidad latina bien informada, aportar ideas para brindar oportunidades relevantes y también poder transmitir al personal del condado las necesidades, preocupaciones y preferencias de la comunidad latina.

Uro enfatizó que trabajará para que en el condado nadie tenga que pagar por la vacuna debido a las dificultades financieras que enfrentan muchas familias. Además, buscará que no se envíe información confusa o contradictoria a las familias hispanas.

Otro miembro del Comité, Joseph Leitmann-Santa Cruz, CEO y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Capital Area Asset Builders (CAAB), enfatizó la importancia de los protocolos de prevención del COVID-19 en Arlington, aun con una vacuna disponible. Leitmann-Santa Cruz dijo que había que promover el uso de mascarillas, distanciamiento social de 6 pies, lavarse las manos constantemente y usar desinfectante de manos.

En las últimas semanas, se ha difundido mucha información errónea y mitos en las redes sociales sobre la efectividad de la vacuna. Uro y Leitmann-Santa Cruz quieren asegurarles a todos los residentes lo confiable que es la vacuna y decirle a la comunidad que todos los que pueden tomarla, deben de hacerlo para combatir el COVID-19.

Elegibilidad para recibir la vacuna

Leitmann-Santa Cruz en un correo electrónico explicó que “en el condado de Arlington, gracias al liderazgo del County Manager, se ha tomado un enfoque proactivo para informar, educar y empoderar a la comunidad sobre la vacuna del COVID-19, promoviendo que todos los que se puedan vacunar deben de hacerlo”. El miembro del Comité de Vacuna Completa agregó que “cualquier persona que viva y/o trabaje en Arlington, sin importar su raza, etnia, país de origen o estatus migratorio, puede vacunarse en Arlington de acuerdo a las directrices impuestas por el gobernador de Virginia”.

A partir del 11 de enero, las vacunas comenzaron a ser distribuidas a las personas de grupos elegibles. En fase 1A: trabajadores de salud, residentes y personal de cuidados a largo plazo. En fase 1B: personas de 65 años en adelante, personas de 16 a 64 años con afecciones médicas, personas en instalaciones correccionales y trabajadores esenciales de primera línea.

Los trabajadores esenciales de primera línea identificados en fase 1B que están interesados en obtener la vacuna tienen que preinscribirse en la División de Salud Pública del Condado de Arlington. Luego será el turno de otros trabajadores esenciales en la fase 1C.

El Director de Salud Pública, Dr. Reuben Varghese aclaró diciendo que “estamos listos para poder entregar vacunas a las personas, pero la parte difícil es que no hay muchas vacunas disponibles en este momento.

Estamos en una fase inicial del desarrollo de vacunas que todavía es demasiado limitada para todos”. Sin embargo, continuó y confirmó que “no es que estamos sentados con dosis de vacunas guardadas —no las tenemos— pero tenemos lista la capacidad de distribuirlas cuando lleguen”.

Para recibir más ayuda o respuestas a preguntas sobre la vacuna, los residentes de Arlington pueden llamar al: (503) 228-7999.