COMPARTE

El alcalde Marty Walsh declaró emergencia por nieve el domingo, 31 de enero, ante la llegada de una tormenta invernal a la ciudad. Entrará en vigencia este lunes por la mañana y finalizará el martes 2 de febrero.

Se espera que las acumulaciones totales de nieve oscilen entre 8 y 12 pulgadas, y los vientos alcanzarían hasta 45 mph.

Bajo esta medida, todos los estudiantes de las Escuelas Públicas de Boston (BPS, por sus siglas en inglés), incluidos quienes tenían programado asistir de manera presencial, deberán ver clases de manera virtual. Todos los edificios de BPS estarán cerrados entre lunes y martes. El aprendizaje en persona se reanudará el jueves 4 de febrero de 2021.

Los puntos de distribución de comida de las BPS estarán abiertos de 10 am a 2 pm el lunes. Mientras que todos los Centros para Jóvenes y Familias de Boston estarán cerrados ese día.

"Estamos pidiendo a los residentes y negocios que hagan su parte manteniéndose seguros, limpiando sus aceras y pasillos, limpiando los sumideros y el área alrededor de las bocas de incendio, y ofreciendo ayuda a sus vecinos mayores y residentes con discapacidades", dijo Walsh en un comunicado.

Te puede interesar: Chelsea tendrá su propio lugar de vacunación a partir del 4 de febrero

La prohibición de estacionamiento entrará en vigencia al mediodía del lunes. Cualquier vehículo estacionado en las principales carreteras y arterias viales, será remolcado. Los residentes pueden encontrar una lista de parking gratuito y con descuento aquí.

Además, el centro de pruebas COVID-19 patrocinado por la ciudad en el Centro Comunitario Anna M. Cole en Jamaica Plain estará cerrado el lunes.

Las citas de vacunación programadas para el lunes en el Reggie Lewis Center, Roxbury, pasarán automáticamente al siguiente lunes 8 de febrero, según la Comisión de Salud Pública de Boston.

La recolección de basura y reciclaje continuará en un horario regular. El barrido nocturno en calles, carreteras principales, comerciales y arterias viales se cancela hasta nuevo aviso.

El Departamento de Obras Públicas (PWD, por sus siglas en inglés) se encargará de tratar las carreteras de Boston antes y después de la nevada. La ciudad tiene capacidad para colocar más de 700 piezas de equipo en las calles. El PWD cuenta, actualmente, con 42.000 toneladas de sal a mano.

La Oficina de Manejo de Emergencias (OEM, por sus siglas en inglés) está en contacto constante con el Servicio Meteorológico Nacional para recibir actualizaciones detalladas del pronóstico para la ciudad de Boston. Los residentes pueden registrarse para recibir notificaciones de AlertBoston por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico. También pueden llamar al 311 para asuntos que no sean de emergencia.

También, funcionarios exigen el cumplimiento de las reglas para quitar la nieve, lo contrario puede resultar en multas emitidas por la División de Cumplimiento de Códigos de PWD. Los cargos asociados con la remoción inadecuada de nieve se pueden encontrar aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS