Northam

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, dijo el martes que ha restaurado los derechos de voto de 69 mil personas condenadas por delitos graves en virtud de un cambio de política que acelera el proceso, ya que ya no requiere que los exprisioneros pasen por largos períodos de prueba antes de calificar para buscar la restauración.

Virginia es uno de los pocos estados que privan permanentemente del derecho al voto a todos los condenados por delitos graves a menos que el gobernador les restituya sus derechos, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Los delincuentes nunca pierden su derecho a votar en DC y Maryland restaura automáticamente los derechos de voto cuando un delincuente completa su sentencia, aunque una condena por compra de votos requiere la acción del gobernador.

Este año, la Asamblea General de Virginia dio la aprobación preliminar a una enmienda constitucional que restauraría automáticamente los derechos de voto de los delincuentes tan pronto como completen su encarcelamiento. Esa medida tendría que ser aprobada por la legislatura nuevamente el próximo año y luego someterse a los votantes en un referéndum antes de entrar en vigencia.

Mientras tanto, Northam dijo que estaba siguiendo el ejemplo de esa propuesta y cambiando el tiempo de su proceso, revisando los derechos tan pronto como alguien sea liberado.

La decisión de Northam

“Los períodos de prueba pueden durar años”, dijo Northam en declaraciones preparadas al anunciar el cambio en una organización sin fines de lucro de Richmond. “Pero ese es también el momento en el que una persona está viviendo en la comunidad, reconstruyendo sus vidas. Deberían poder ejercer esos derechos civiles, incluso si todavía están bajo supervisión”.

La medida es parte de un amplio esfuerzo de Northam y los demócratas que controlan la Asamblea General para ampliar el acceso al voto, incluso cuando los legisladores republicanos de todo el país presionan en la dirección opuesta.

Este año, la Asamblea General aprobó medidas para expandir permanentemente el voto ausente y se convirtió en el primer estado de la ex Confederación en aprobar una Ley de Derechos Electorales que consagra protecciones para los votantes de minorías y dificulta el cambio de acceso a los lugares de votación. Se espera que Northam firme las medidas en ley.

Northam ya firmó una medida que traslada las elecciones locales a noviembre a partir de mayo en un esfuerzo por impulsar la participación en las carreras locales.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino