Colorado
COMPARTE

Un nuevo tiroteo puso otra vez sobre la mesa la discusión sobre el control de armas en Estados Unidos, donde un hombre acabó con la vida de diez personas al disparar dentro de un supermercado de Boulder, en Colorado.

El atacante, informaron las autoridades la noche del lunes, se encuentra bajo custodia policial; sin embargo, hasta el momento se desconoce el motivo de su acción.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del 22 de marzo, cuando el atacante ingresó con un fusil a la cadena King Soopers, donde abrió fuego contra los presentes. La persona fue identificada como Ahmad Alissa, de 21 años de edad.

Uno de los sobrevivientes del ataque dijo a The Denver Post que el hombre "entró y empezó a disparar".

Otro de los testigo del tiroteo, Ryan Borowski, dijo a The Washington Post que su "primera esperanza fue que se le hubiese caído algo a algún empleado. Para el tercer bang ya estaba corriendo. ¡Fue bang, bang, bang, bang, bang! Creo que fueron como ocho (disparos)".

Tanto Borowski como otros clientes del establecimiento lograron escapar por la salida de emergencia del local; no obstante, nueve de ellos y un oficial de policía murieron en el sitio.

Baja policial

Apenas unos minutos después de la primera parte del tiroteo, la policía de Boulder llegó al sitio. Inmediatamente, otra ráfaga de disparos se escuchó. Esta última situación dejó como víctima mortal a Eric Talley, de 51 años de edad.

Después de los disparos, los uniformados detuvieron al atacante.

Tres helicópteros médicos aterrizaron en la zona para trasladar a los afectados, pero no había nada por hacer, pues las diez víctimas fueron declaradas muertas en el sitio y no hubo heridos.

Horas después, el fiscal del distrito del condado Boulder, Michael Dougherty, dijo en rueda de prensa que prometía a los familiares de las víctimas hacer justicia.

Leer más: Seis mujeres asiáticas entre los ocho muertos en tiroteos en Atlanta

Control de armas

La acción despertó el debate sobre el control de armas en Estados Unidos. En un comunicado, el representante demócrata Joe Neguse expresó que "todo tiene su límite" e instó por un mayor reglamento para restringir el acceso a las armas. "Hace 21 años, cuando era un joven estudiante en el condado de Douglas, me uní a muchos habitantes de Colorado para llorar por las víctimas de la terrible masacre en Columbine High, a 10 minutos de mi escuela secundaria", recordó.

El ataque se suma al reciente que tuvo como epicentro la ciudad de Atlanta, en Georgia, donde un hombre disparó en locales de masajes asiático y dejó ocho muertos.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS