Johnson & Johnson

Este viernes, Johnson & Johnson informó la expansión en los estudios vinculados a su vacuna contra la pandemia del COVID-19, esta vez incluyendo a adolescentes en sus ensayos. The Hill citó un comunicado emitido este 2 de abril por parte de la compañía, en la que se detalló que jóvenes de entre 12 y 17 años de edad formarán parte de la investigación.

El estudio de la fase 2a inició en septiembre del año pasado y tiene como finalidad mantener una dosis única para sus pacientes hasta los 17 años. Asimismo, la misma se dividiría en dos dosis en adultos a partir de los 18 años de edad.

“La pandemia del COVID-19 ha tenido un impacto profundo en los adolescentes, no solo con las complicaciones de la enfermedad, sino con su educación, salud mental y bienestar”, manifestó Paul Stoffels, director científico de Johnson & Johnson. “Es vital que desarrollemos vacunas para todos, en todas partes, para ayudar a combatir la propagación del virus con el objetivo de volver a la vida cotidiana”.

La empresa añadió que la vacuna se probará en un pequeño número de adolescentes de 16 y 17 años de edad. Luego de una revisión por parte de un panel de expertos, se ampliará a un colectivo mayor con un enfoque escalonado.

Pfizer

El miércoles, la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech contra el coronavirus es segura y eficaz en adolescentes de tan solo 12 años, anunciaron las compañías farmacéuticas en un comunicado de prensa conjunto.

Los datos de un ensayo de la vacuna en casi 2 mil 300 personas entre las edades de 12 y 15 años se enviarán a la Administración de Alimentos y Medicamentos en las próximas semanas, con la esperanza de que se puedan comenzar a aplicar las dosis antes del próximo año escolar.

“En todo el mundo, anhelamos una vida normal. Esto es especialmente cierto para nuestros hijos. Los resultados iniciales que hemos visto en los estudios de adolescentes sugieren que los niños están particularmente bien protegidos por la vacunación”, dijo Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech, la compañía alemana que desarrolló la vacuna en asociación con el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer.

La vacuna fue 100% efectiva para prevenir enfermedades sintomáticas dentro del ensayo, con 18 casos de COVID-19 en el grupo que recibió un placebo y ninguno en el grupo que recibió la vacuna, dijeron las compañías.

La inyección de la vacuna desencadenó respuestas inmunitarias que fueron incluso más sólidas que las observadas en adultos jóvenes, de acuerdo con la versión oficial.