Afganistán
EJÉRCITO. Estados Unidos se retira de Afganistán. | EFE

Luego del discurso del presidente Joe Biden ante el Congreso, las tropas americanas en Afganistán comienzan su retirada militar oficialmente. De acuerdo con lo dicho por el mandatario, la intención es que para el 11 de septiembre todos los soldados estén en su hogar.

Hoy, la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo a los medios de comunicación que ya “está en marcha una reducción”, y que los soldados estaban viajando en el Air Force One.

A principio de abril, Biden ordenó la retirada de las tropas alegando que ya era hora de poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos. En principio la retirada comenzaría el sábado.

“Aproximadamente 2.500 soldados estadounidenses permanecen en Afganistán casi 20 años después de que Estados Unidos invadió el país por primera vez”, informó The Hill.

Asimismo, las 7.000 tropas de la OTAN que también se encuentran en Afganistán han anunciado su retirada, así como todos los contratistas estadounidenses”.

Por otra parte, se ordenó que los empleados de la Embajada de los Estados Unidos en Kabul abandonaran el país, pues se teme que ante la retirada de las tropas aumente la violencia.

Tras la firma de un acuerdo el año pasado, los talibanes no han atacado a Estados Unidos y al personal de la coalición; sin embargo, hay amenazas de reanudar los ataques, pues la retirada no cumple la fecha límite del 1 de mayo como lo indica el acuerdo.

“La intención del presidente es clara: la salida del ejército estadounidense de Afganistán no será apresurada. Será deliberado y llevado a cabo de una manera segura y responsable que garantice la protección de nuestras fuerzas. Los adversarios potenciales deben saber que si nos atacan durante nuestro retiro, nos defenderemos a nosotros mismos ya nuestros socios con todas las herramientas a nuestra disposición”, dijo Karine Jean Pierre.

La decisión del presidente ha sido criticada por seguidores y opositores, pues hay quienes temen que la salida de las tropas debilite el gobierno afgano y esto permita el resurgimiento de Al Qaeda. No obstante, hay demócratas que han apoyado la acción, así como republicanos anti-intervencionistas dicen que en efecto era hora de retirar la tropas.

“El liderazgo estadounidense significa poner fin a la guerra eterna en Afganistán”, dijo Biden durante su discurso en el Congreso.

De igual forma, el presidente Biden aseguró el ejército de los Estados Unidos tiene la capacidad responder a las amenazas en Afganistán desde lejos, y prometió que “mantendremos una capacidad en el horizonte para reprimir futuras amenazas a la patria”.