PREOCUPACIÓN. Fila para surtir combustible en una gasolinera de un Costco en Frederick. | Foto: Ricky Carioti / The Washington Post.

Los conductores del área de Washington DC se alinearon en las estaciones de servicio este miércoles en medio de preocupaciones por la escasez de combustible, a propósito de un ataque cibernético que afectó al Oleoducto Colonial, que suministra gran parte de la gasolina a lo largo de la costa este.

Kirk McCauley, cuya organización representa a las estaciones de servicio en Maryland, DC y Delaware, informó que algunas estaciones se están quedando sin combustible debido a un aumento en la demanda. Al mismo tiempo, la falta de conductores de camiones cisterna por la pandemia ha dificultado la recarga de los tanques.

Hasta el miércoles por la mañana, según McCauley, había combustible almacenado en Baltimore, Springfield y Fairfax suministrado por Colonial, pero no había suficientes conductores para llevarlo de las instalaciones de depósito a las estaciones de servicio.

Muchos conductores de camiones fueron despedidos durante la pandemia, debido a una disminución del tránsito, y consiguieron nuevos empleos; y los nuevos trabajadores necesitan tiempo para obtener las licencias especiales necesarias para transportar materiales peligrosos.

“La gente se está llenando (de combustible) cuando normalmente no lo haría. El patrón de compra ha cambiado por completo”, dijo McCauley, director de asuntos gubernamentales de Washington, Maryland, Delaware Service Station y Automotive Repair Association.

Contó que un propietario de una estación de servicio informó haber visto al mismo cliente dos veces en un día.

“Hay incertidumbre sobre cuándo volverá a funcionar el oleoducto (...) La gente quiere mantener sus tanques llenos”, comentó.

PREVISIÓN. Filas para cargar gasolina en una estación a lo largo de Rolling Road el martes en Burke, Virginia. | Foto: Matt McClain / The Washington Post.

Algunos propietarios de estaciones de servicio se están poniendo cada vez más nerviosos al escuchar la falta de suministros, pues sin gasolina también significa que no hay clientes que compren refrescos y bocadillos.

El miércoles por la mañana, Sajawal Butt, subgerente de una gasolinera Sunoco en National Harbor en el condado de Prince George, no tenía gasolina para vender. Esperaba la llegada de un camión en el transcurso del día.

John Townsend, portavoz de AAA-Mid Atlantic, señaló que el precio promedio de la gasolina llegó a 3 dólares por galón esta mañana, 7 centavos más que el miércoles pasado. Los precios subieron 11 centavos por galón en todo el estado en Maryland, 13 centavos en Virginia y 3 centavos en DC, como resultado de una mayor demanda.

Algunos propietarios de estaciones de servicio probablemente estén subiendo los precios, reportó Townsend, porque no saben cuándo recibirán su próximo envío de combustible o si costará más a medida que aumenta la demanda.

Fuente: Katherine afeitadora y Justin Wm. Moyer/The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.