Massachusetts

Los expertos en salud pública siguen siendo cautelosos, pero dicen que esto podría ser el principio del fin.

Catorce meses después del primer caso reportado de coronavirus en la región de Washington, las infecciones diarias y las muertes tienen una tendencia a la baja a medida que las vacunas se afianzan. Los hospitales están atendiendo a muchos menos pacientes críticamente enfermos y las funerarias están recibiendo menos víctimas del covid-19. Un jefe sindical en DC dice que han pasado dos meses desde que tuvo que llamar a una familia en duelo para informarles sobre la póliza de seguro de vida de su ser querido.

“Los momentos más difíciles para mí personalmente fueron esas 25 llamadas”, dijo Jaime Contreras, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios en el área capital. “Fueron agotadores y devastadores. Pero, gracias a Dios, se han detenido”.

El promedio de siete días de nuevos casos diarios en DC, Maryland y Virginia se mantuvo justo por encima de los mil el viernes, por debajo de un pico de casi 8 mil 700 en enero. Las tres jurisdicciones ahora informan tasas de casos de un solo dígito por cada 100 mil residentes; a fines de enero, solo los condados de Bath y Williamsburg en Virginia tenían tasas de casos per cápita tan bajas.

Te puede interesar: Museos de DC reabren sus puertas y Jill Biden lo celebra con una visita al Smithsonian

En el condado de Montgomery, la positividad de las pruebas ha caído por debajo del 2% por primera vez desde que comenzó la pandemia. En Virginia, tanto Arlington como Alexandria no han informado muertes relacionadas con el covid-19 durante los últimos 10 días. El promedio diario de hospitalizaciones relacionadas con el covid en toda la región ha disminuido constantemente desde mediados de abril. El gobernador de Maryland, Larry Hogan y el gobernador de Virginia, Ralph Northam, están levantando los mandatos estatales de mascarillas para interiores a partir del sábado, aunque todavía quieren cubrirse la cara para aquellos que no han recibido sus inyecciones. Las restricciones de capacidad se eliminarán en toda la región en los próximos días y semanas.

“Soy más optimista que nunca”, dijo Boris Lushniak, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Maryland. “Pero también sé que en cada etapa este virus nos ha sorprendido”.

Si bien la región se está moviendo hacia la inmunidad colectiva, aún no ha llegado, dijo Lushniak. Los focos de vacilación por las vacunas y la amenaza inminente de variantes resistentes a las vacunas aún representan una amenaza. La región metropolitana de Baltimore, que experimentó un aumento en los casos después de levantar una serie de restricciones pandémicas en marzo, todavía informa un flujo constante de muertes relacionadas con COVID-19.

Y los expertos en salud advierten que podría haber nuevos brotes si las personas no vacunadas evitan el uso de mascarillas en interiores.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino