abbott
COMPARTE

Este martes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una orden que prohíbe la imposición de mascarillas en escuelas públicas y entidades gubernamentales de la entidad, reseñó POLITICO.

“Los tejanos, no el gobierno, deberían decidir sus mejores prácticas de salud, por lo que los distritos escolares públicos o las entidades gubernamentales no impondrán mascarillas”, manifestó el gobernador en un comunicado. “Podemos continuar mitigando el COVID-19 mientras defendemos la libertad de los tejanos de elegir si se enmascaran o no”.

De acuerdo con la orden, tanto los gobiernos locales como los funcionarios que busquen aplicar un mandato de mascarillas enfrentarán multas de hasta mil dólares.

En las escuelas públicas de Texas, la medida entrará en vigencia a partir del 4 de junio.

Hospitales y prisiones que son propiedad del gobierno o administrados por el gobierno estatal quedan exentos de la prohibición.

La acción del gobernador Abbott en Texas es similar a la que otros funcionarios republicanos han aplicado en otras zonas del país, como Florida y Carolina del Norte.

El republicano ha sido noticia sobre la pandemia, pues a inicios del mes de marzo levantó las restricciones del COVID-19 en toda la entidad, despertando el rechazo de expertos de la salud.

¿Mascarillas y política?

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, negó este domingo que las recomendaciones de que las personas vacunadas dejen de usar mascarillas no responde a presiones políticas de los legisladores.

El presentador Chris Wallace, de Fox News Sunday, interrogó a Walensky sobre qué estaba detrás del cambio de pautas sobre las mascarillas, con énfasis en si las presiones de senadores como Bill Cassidy (republicano por Luisiana) tuvieron algo qué ver. La directora de los CDC sostuvo que no.

“Ya sabes, evolucionó durante la última semana. Los casos bajaron durante las últimas dos semanas. Y eso es, lo entregué tan pronto como pude cuando tuvimos esa información disponible”, apuntó la experta sobre las nuevas pautas.

Al mismo tiempo, cuestionó el optimismo de los CDC sobre la responsabilidad individual de las personas, pues solo las personas vacunadas pueden dejar de usar mascarillas, pero no hay forma de comprobar quiénes no están inmunizados en la práctica.

“Todavía estamos vacunando entre 1,5 y 2 millones de personas al día. Por eso, cada día, más y más personas se vacunan. El sistema de honor es, para ser honesto, contigo mismo”, dijo Walensky, de acuerdo con una reseña de The Hill.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS