CANDIDATA. La ex delegada estatal de Maryland aspira un asiento en el concejo de Montgomery. | FOTO: Cortesía

Por Milagros Meléndez - Especial para El Tiempo Latino

En 2014, Maricé Morales, una joven abogada e hija de padres inmigrantes, hizo historia en Maryland al convertirse en la legisladora más joven de la Asamblea Estatal. Tenía apenas 26 años.

Hoy, a sus 33, Morales regresa al campo político y busca un asiento en el Concejo del condado de Montgomery, uno de los más ricos de Maryland, pero también el más diverso y retador, con un 20% de hispanos en su población total.

Morales lanzó su candidatura el 1 de junio para las elecciones del próximo año, postulándose por el Distrito 4, actualmente representado por la concejal Nancy Navarro, quien ejerce su cargo por último período.

Morales cuenta con una maestría de Políticas Públicas y trabaja como abogada de inmigración y derecho laboral. Ahora vuelve a la arena política motivada por la pasión de lucha y cambio, que afloraron durante la pandemia.

“La pandemia del COVID-19 destacó las inequidades existentes en educación, vivienda, transporte, empleo y atención médica.

Hemos sufrido dificultades en la salud física y mental”, expresó la exdelegada estatal, quien prestó servició en Annapolis hasta 2018, tras no conseguir su reelección.

“Nos encontramos en una coyuntura crítica a medida que salimos del aislamiento, con oportunidades sin precedentes para realizar los cambios que queremos ver en nuestras comunidades y nuestro condado”, añadió Morales, de ascendencia peruana.

Importancia del Distrito 4
El Distrito 4 concentra la mayor cantidad de hispanos que viven en el condado de Montgomery e incluye áreas que van desde Aspen Hill y Wheaton hasta Glenmont, White Oak y Olney.

“El honor más grande de mi vida ha sido servir al público. Me siento privilegiada de poder seguir los pasos de la concejal Nancy Navarro, la primera latina electa al Concejo de Montgomery, y la única mujer ahora mismo en esa instancia”, dijo Morales.

Respaldo de Navarro y funcionarios
Por su parte la concejal Navarro, en ese distrito por 12 años, ofreció su respaldo a Morales.

“Representar al Distrito 4 ha sido realmente un honor y una gran responsabilidad. No solo al responder a las necesidades de sus residentes, sino también expandir oportunidades y mejorar la calidad de vida de todos”, dijo Navarro.

“Al culminar mi mandato en 2022 deseo que el potencial de este distrito continúe avanzando.

La ex delegada Maricé Morales reúne las cualidades necesarias para continuar mi legado y expandir oportunidades. Su experiencia legislativa, profesional y comunitaria es una combinación perfecta para este rol. Su visión basada en empoderamiento y progreso es clave en este momento de recuperación post COVID-19. No tengo duda de su capacidad y dedicación a esta nueva tarea y por eso apoyo su candidatura.

Además de Navarro, Morales cuenta con el respaldo de una serie de legisladores a nivel del estado y ex funcionarios electos a nivel local. Algunos de ellos son los senadores Will Smith y Susan Lee. Además de los delegados Bonnie Cullison, Pamela Queen, Gabriel Acevero, Kathleen Dumais, Ariana Kelly, Sara Love y Lily Qi, así como del alcalde Jeffrey Slavin y de la ex concejal Valerie Ervin.

Plataforma
Morales dijo que concentrará sus esfuerzos en: Educación, cuidado y educación temprana, vivienda asequible, desarrollo económico y seguridad vial para peatones.

“Como hija de inmigrantes y ex estudiante de inglés como segundo idioma, entiendo el valor de una educación accesible y de calidad para todos los estudiantes, sin importar su código postal o idioma”, dijo.

Enfatizó que la pandemia de COVID-19 ha desafiado tanto al sistema escolar como a los estudiantes por lo que es “importante que proporcionemos apoyo adicional con servicios integrales a nuestros estudiantes y sus familias para llenar los vacíos de instrucción propiciados por la pandemia y brindar opciones de intervención de salud mental en el lugar para los estudiantes”.

Más mujeres se alistan en las contiendas
Las próximas elecciones de 2022 contarán con un número mayor de candidatas mujeres que aspirarán uno de los nueve asientos del Concejo y dos más que deben trazarse, como parte de la nueva remarcación de distritos, tras los resultados del Censo.

Por el Distrito 4 también se ha postulado la venezolana Natali Fani González, comisionada de la Junta de Planificación del Condado de Montgomery.

“Nos sentimos orgullosos que no solo haya una sino dos latinas aspirando a posiciones del gobierno”, dijo William Renderos, gerente de Elecciones de la organización política CASA en Acción.

Renderos dijo que no han dado el respaldo a ninguna de las candidatas y que esperarán la remarcación de los distritos electorales.

En 2014, Morales dice que logró la hazaña tocando 21 mil puertas de residentes en su distrito. Hoy, está segura que está dispuesta a repetir la experiencia con tal de acercarse a la comunidad.

“Sea como sea voy a motivar a la gente para que salga a votar. Si tengo que volver a tocar más de 22 mil puertas de nuevo, lo hare”, expresó Morales, una mujer de baja estatura pero con un alto espíritu e ímpetu de guerrera, apasionada por la defensa de los demás.

“Yo estudié leyes y me lancé a la política frente a tanta injusticia con la comunidad inmigrante. Me impactó ver cómo estaban deportando a los padres sin considerar que sus niños hubieran nacido acá, ocasionándoles gran impacto psicológico”, afirmó al señalar que sus padres también son inmigrantes y “sacrificaron sus vidas por nosotras”.

De otro lado, la candidata vivió en carne propia la lentitud de los procesos migratorios.

Se casó hace cinco años con un francés, Marc-Henri, y le tomó varios años el poder ajustar el estatus migratorio de su esposo. Recién obtuvo su visa el año pasado.

Morales creció entre mujeres, con papá y mamá y sus tres hermanas. “Mis padres trabajaron mucho para darnos una educación universitaria. Todas mis hermanas y yo somos profesionales. Una es doctora; la otra, arquitecta y la menor está por culminar finanzas”, dijo.