Como medidas para proteger a los inversionistas, Marco Rubio ha propuesto que se le apliquen fuertes medidas restrictivas a las empresas chinas que buscan listar sus acciones en las bolsas de valores estadounidenses. Foto: The Washington Post.

James Politi en Washington

Como parte del interés de Washington en lo que ha sido una debacle en los mercados, uno de los principales halcones del Congreso frente a China ha criticado duramente el listado de empresas chinas en EEUU luego de la estropeada oferta pública acciones (OPA) inicial de la aplicación de transporte a domicilio Didi Chuxing,

El Senador Republicano de Florida Marco Rubio comentó al Financial Times que había sido “temerario e irresponsable” permitir a Didi cotizar acciones en la bolsa de Nueva York, describiendo a la empresa como una “compañía china sin supervisión”.

Añadió que la represión regulatoria de Pekín, la cual causo una caída brutal del precio por acción luego de la OPA, “resalta más los riesgos” que enfrentan los estadounidenses al invertir en empresas chinas.

“Aún si la acción rebota, los inversionistas de EEUU no tendrán información sobre la fortaleza financiera de la empresa porque el Partido Comunista chino evita que los reguladores estadounidenses evalúen las cuentas”, dijo Rubio.  “Eso pone en riesgo las inversiones de los jubilados y desvía hacia Pekín dólares que aquí se necesitan desesperadamente”.

El Senador Demócrata de Pennsylvania Bob Casey también fue crítico hoy.  “Debemos asegurar que las entidades que entran en las bolsas estadounidenses lo hagan bajo las mismas reglas que deben seguir las empresas estadounidenses y cumplan con las mismas regulaciones y con estándares de auditoría similares”, comentó en un comunicado al FT.

“El Partido Comunista Chino (CCP por sus siglas en inglés) tiene la habilidad para ejercitar control sobre firmas que operan dentro de sus fronteras.  Al mismo tiempo, el CCP restringe el acceso al mercado para firmas estadounidenses para apoyar a sus empresas nacionales, los cual distorsiona los mercados y hace daño a los trabajadores de EEUU”; añadió.

Los comentarios subrayaron como la problemática OPA de Didi podría fomentar los esfuerzos del Congreso para apretar las tuercas sobre las empresas chinas que se cotizan en EEUU.

El año pasado, el expresidente Donald Trump promulgó legislación que aplicaba parámetros de contabilidad más estrictos para empresas chinas que venden acciones en los EEUU luego de una ola de apoyo por parte de legisladores.

La ley en efecto prohíbe a empresas listarse en EEUU si no permiten tres años de auditorías por parte de la Junta Supervisora de la Contabilidad de Empresas Públicas.

Pero los críticos de china en Washington piensan que la ley debería ser sólo un punto de partida para una separación más profunda de los mercados de capitales entre los dos países.

“Este fiasco fortalecerá la decisión de muchos en el Capitolio y en otras partes de solicitar una mayor protección a los inversionistas de EEUU respecto a empresas chinas dentro de nuestros mercados de capitales”, dijo Roger Robinson, antiguo presidente de la Comisión para la Evaluación de Seguridad Económica EEUU-China.

Robinson, actual presidente ejecutivo de RWR Advisory Group, una consultora basada en Washington, añadió que el episodio sirve “como un nuevo recordatorio a Wall Street sobre lo caprichoso de las intervenciones de mercado del [partido comunista] y su falta de preocupación sobre las consecuencias que generan”.

Washington puso la lupa a los listados chinos en EEUU luego de que los reguladores imputaran por fraude a Luckin Coffee, una cadena china de tiendas de café, forzando a la empresa a pagar una liquidación por acuerdo de $180 millones.  Este año, Luckin se declaró en bancarrota en los EEUU.

Pero mientras los reguladores de EEUU tomaron el liderazgo durante la administración Trump en cuanto a disparar alarmas sobre listados chinos en EEUU, la Casa Blanca de Biden no ha reaccionado todavía a la debacle de la OPA de Didi.  Ni el Departamento del Tesoro ni la Comisión Nacional de Valores han comentado sobre el tema.

Reportaje adicional de Kiran Stacey en Washington

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.